“Lo que se mide se puede mejorar” promoverá una campaña del Coneval en la red social Twitter y cuya licitación para su ejecución lanzó este 23 de julio, en plena polémica por los cambios en la secretaría ejecutiva de esa oficina crucial para la evaluación de las políticas públicas que combaten la pobreza en México.

Las bases de la licitación, disponibles en el sistema Compranet administrado por la Secretaría de Hacienda, se dieron a conocer casi al mismo tiempo en que el presidente Andrés Manuel López Obrador emprendió una andanada de críticas a Coneval y otros órganos constitucionales autónomos (OCA) por considerarlos irrelevantes y representar un gasto innecesario de la administración pública federal.

La licitación del Coneval (Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social) publicada el 23 de julio quiere atender a los usuarios de la red social Twitter, el cuarto servicio de comunicación digital más utilizado en México, de acuerdo con el Digital News Report 2019 del Reuters Institute. La red social más utilizada en México es Facebook, donde 99 de cada 100 personas que utilizan internet en el país tienen una cuenta de usuario, de acuerdo con el estudio ¿Cómo usan los mexicanos las redes sociales? de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales (FCPyS) de la UNAM.

El objetivo de la campaña del Coneval es “posicionarse entre las tendencias” y que su alcance entre los usuarios “sea mayor”, en otras palabras, busca hacer evidente su trabajo y su relevancia a través de ese medio digital. La campaña deberá ejecutarse entre el 15 de octubre y el 15 de noviembre del 2019 e incluirá una jornada de capacitación para empleados del organismo. Los interesados deben apurarse: la licitación de adjudicación directa con el número de expediente AA-020VQZ001-E124-2019 cierra este 26 de julio a las 18 horas.

Nielsen Hernández Mayorga, director de Información del Coneval, se comunicó con El Economista para descartar que esta licitación sea “parte de la coyuntura” que vive el organismo. “No es nuevo y no es coincidencia. Se puede encontrar en el programa anual de adquisiciones”, dijo.

Trending topic

En la coyuntura provocada por López Obrador, el Coneval no necesitaría una campaña pagada para “posicionarse entre las tendencias” (trending topic): basta que el presidente amenace su existencia para estar en boca de todos los involucrados con el combate a la pobreza y la generación de estadísticas en México.

El lunes 22, López Obrador destituyó a Gonzalo Hernández Licona de la secretaría técnica del Coneval, un puesto que ocupó por casi 13 años y durante los cuales dotó de prestigio y reputación al organismo como la máxima autoridad de evaluación pública en México. Su destitución provocó incertidumbre entre la comunidad académica y de análisis del ejercicio de gobierno ante la posibilidad de reducir su rigor técnico.

En lugar de Hernández Licona fue designado José Cruz Nabor Marcelo, un doctor en economía por la UNAM y Premio Jesús Silva Herzog del Instituto de Investigaciones Económicas de la UNAM por la investigación “La distribución del ingreso y los modelos de desarrollo en México”.

 

Medir y evaluar

La relevancia del Coneval, como un revisor de la política pública, radica en que sus responsabilidades no están limitadas a decirnos qué porcentaje de mexicanos viven en pobreza (hasta el 2016 el 60% de la población se encontraba en esta situación). Su trabajo es crucial en el uso de las cifras, que elabora en conjunto con el Inegi, para diseñar, ejecutar y dar seguimiento a las políticas sociales en el país para después evaluar su impacto y rediseñar conforme a los resultados.

La generación de las estadísticas corresponde al Inegi (Instituto Nacional de Estadística y Geografía) y al Coneval, su análisis y aprovechamiento. Sus operaciones no son excluyentes y el Coneval está buscando evidenciarlo.

La justificación de la campaña del Coneval es que, entre sus responsabilidades, debe difundir sus reportes en medios accesibles para la población de modo que la mayor parte de los mexicanos dispongan de esta información.  Por eso, busca “posicionar los mensajes institucionales del Coneval en materia de medición de la pobreza a nivel nacional y estatal dentro de la conversación en la plataforma de la red social de Twitter”.

Las bases de licitación, dirigida a pequeñas y medianas empresas que puedan ejecutar la campaña, no contemplan un monto económico específico.

ACTUALIZACIÓN 25/07/2019 16:48 HORAS: Esta versión agrega el comentario de Nielsen Hernández Mayorga, director de Información del Coneval.

[email protected]