El Consejo de la Judicatura Federal (CJF) argumentó que el cambio de adscripción del juez administrador con sede en el Reclusorio Norte de la Ciudad de México, Gerardo Moreno García, no tiene que ver ni con la queja que se interpuso recientemente en su contra, ni los casos que llevaba, entre los que se encuentran el del exgobernador de Veracruz, Javier Duarte de Ochoa y el traslado a la capital del exsecretario general adjunto del PRI, Alejandro Gutiérrez Gutiérrez.

“Es un cambio de adscripción que se hace de manera normal, rotatoria, en todos los jueces y magistrados del país, es decir, no se queda de por vida en el mismo circuito, dependiendo la materia, pero, normalmente, como parte de las garantías de independencia de los jueces se les mueve de manera constante, es el caso de este juez, no importa el caso que lleve”, señalaron fuentes del CJF.

El pleno del Consejo decidió este miércoles que Moreno García se desempeñe como juzgador en el nuevo Centro de Justicia Penal que se abrirá en la ciudad de Tapachula, Chiapas, a partir del 1 de junio; “ésa fue la razón”, enfatizaron las fuentes del CJF.

Este tipo de cambios se hacen en promedio cada tres años sin importar qué casos lleven los juzgadores ya que, por más mediático que sean éstos, explicaron las autoridades del CJF, los criterios que se utilizan para integrarlos a una nueva sede son, principalmente, experiencia del mismo juzgador y tiempo de permanencia en un lugar en el que se encuentra.

En este sentido, detallaron las fuentes consultadas, Moreno García llevaba más de dos años y medio como juez administrador en el Reclusorio Norte.

La semana pasada, organizaciones de la sociedad civil en Chihuahua informaron que interpondrán una queja ante el CJF sobre el juzgador debido a su resolución de trasladar al exsecretario adjunto del tricolor, Gutiérrez Gutiérrez a la Ciudad de México.

Sobre ello, la Judicatura señaló que en caso de que procedieran dichas quejas, el pleno del Consejo suspendería el traslado del juez, sin embargo, no procedieron al considerarse infundadas.

“Si nosotros hubiéramos encontrado elementos en el recurso que se puso en su contra, la queja en su contra, hubieran sido fundados, tú no lo mandas a otro lugar, tú lo que haces, encontraste elementos, entonces los suspendes como juez, y al suspenderlo no puedes mandarlo a otro lado”, señalaron las autoridades.

Sobre quién llevará en adelante los casos del exgobernador y del exsecretario del PRI, el CJF indicó que entre las próximas 24 a 48 horas la Comisión de Adscripción del Consejo decidirá a qué juez o jueces se le asignarán los expedientes.