La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) inició una investigación con motivo de los acontecimientos ocurridos la madrugada de este domingo en Chilpancingo, donde se enfrentaron estudiantes y policías federales.

De acuerdo con la información recabada hasta el momento por la Comisión Estatal de Derechos Humanos de Guerrero y la CNDH, agentes de la Policía Federal chocaron con organizadores de un concierto que se realizaría en esa ciudad de Guerrero, en solidaridad con los normalistas desaparecidos.

En dicho enfrentamiento resultaron lesionadas 17 personas civiles y dos elementos policiales.

La CNDH informó que desde el momento en que tuvo conocimiento de esos hechos envió a Chilpancingo personal tanto de la oficina ubicada en Acapulco como de la ciudad de México, entre ellos médicos y abogados que verificarán el estado de salud de las víctimas.

Conjuntamente con su homóloga de Guerrero, la CNDH desarrolla todas las actuaciones que les permita obtener más información –evidencias y testimonios para integrar el expediente respectivo, y en su momento emitir la determinación que conforme a Derecho corresponda.

La Comisión Nacional de los Derechos Humanos reiteró en un comunicado que rechaza "todo acto de violencia, provenga de donde provenga, pues ésta no es la vía que permita la solución de controversias".

De igual manera hizo un firme llamado a las autoridades del Estado mexicano, especialmente a las que tienen bajo su mando a los cuerpos de seguridad, con el fin de que ajusten su actuación a lo dispuesto en la Constitución y las leyes en la materia.

abr