Tres de los siete principales líderes de Los Caballeros Templarios, que fueron pedidos por las autodefensas como moneda de cambio para dejar las armas, han sido capturados o abatidos por el gobierno federal en lo que va del año.

El principal líder de esta organización criminal, Nazario Moreno, fue abatido, ahora sí, por las fuerzas federales la madrugada del domingo en el municipio de Tumbiscatío; Dionisio Loya Plancarte, El Tío, fue capturado en enero pasado en Morelia, así como Jesús Vázquez Macías, alias El Toro, quien fue detenido el 18 de enero en la zona de Lázaro Cárdenas.

Los presuntos miembros de Los Templarios que aún faltan son: Enrique Kike Plancarte; Servando Gómez Martínez, La Tuta; Rigoberto El Tena y el El Chicano.

Otros importantes líderes que la Procuraduría General de la República tiene identificados como integrantes de Los Caballeros Templarios son: Ignacio Rentería Andrade, alias El Nacho o El Cenizo, señalado como operador y líder de plaza en el estado; Samer José Servín Juárez, acusado de delincuencia organizada, delitos contra la salud y operaciones con recursos de procedencia ilícita, así como Pablo Serrat Morsa, por quien se ofrece una recompensa de 3 millones de pesos a quien proporcione información que ayude a su captura.

Las autodefensas aseguraron que van por Servando Gómez, La Tuta. En estos días las fuerzas federales realizaron un operativo en Arteaga y Tumbiscatío, donde presuntamente se encontraba el refugio de Servando Gómez. Tras la muerte de Moreno, los máximos líderes de Los Templarios ahora son Plancarte y La Tuta.

Mientras, los jefes de plaza son los siguientes: de Coahuayana, Carmelo Núñez; en Los Reyes opera Perseo, conocido también como El Fantasma; en Peribán, Ricardo Naranjo Sánchez; en el municipio de Chiquihuitillo, un sujeto de apellido Pantoja, alias El Panter; en Sahuayo, municipio colindante con el estado de Jalisco, opera Rafael Herrera Chávez, El Lagartijo; en Aguililla, Fernando Cruz Mendoza, El Tena; en Coalcomán, Antonio Tapia Varela, El Toño; en Tancítaro, un sujeto conocido como El Nene o El Uno, y en el municipio de Cotija, Rafael o Noé Sánchez Ochoa. Alejandro Carranza Cervantes El Zurdo, y Gerardo Covarrubias Landín, alias El Negro, son jefes de sicarios.

Las autodefensas han reiterado que no dejarán las armas hasta que las autoridades capturen a los principales líderes templarios.

[email protected]