El presidente Andrés Manuel López Obrador sigue estable y bien tras haber enfermado de Covid-19, aseguró este miércoles la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero.

El mandatario de 67 años, que sufre hipertensión y tuvo un ataque cardíaco en 2013, tiene síntomas menores, según han reportado varios funcionarios, desde que informó el domingo que se había contagiado y estaba en tratamiento médico.

Está muy bien, o sea la verdad es que está bien, muy bien, está muy fuerte, está muy optimista", dijo Sánchez en conferencia de prensa.

El subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell, dijo el martes que López Obrador está evolucionando bien. "Lleva apenas dos días desde que empezó con los síntomas durante el fin de semana y ha permanecido prácticamente igual en términos de sus síntomas. Son síntomas mínimos".

El portavoz del presidente, Jesús Ramírez, dijo a Reuters el martes que AMLO sintió por primera vez síntomas el domingo y se realizó una prueba después de volar de regreso a la capital desde un evento en una ciudad central.

Agregó que se estaba contactando a los pasajeros del vuelo y que se recomendó aislar a los periodistas que viajaban con el presidente.

Las personas que se reunieron con López Obrador durante la gira de tres días, el fin de semana, incluyeron capitanes corporativos y su exjefe de gabinete, Alfonso Romo.

El mandatario ha sido criticado por el manejo de la pandemia en su país, que ocupa el cuarto lugar a nivel mundial respecto a muertes vinculadas al coronavirus, y por negarse a usar tapabocas tanto en actos públicos como en reuniones privadas, pese a su apretada agenda de actividades.