Desde muy temprano y rodeado de decenas de simpatizantes connacionales que lo esperaban en el lugar con pancartas y gritos de apoyo, el presidente Andrés Manuel López Obrador visitó la mañana de este miércoles el monumento a Abraham Lincoln, con lo que dio inició a las actividades oficiales de su visita de trabajo a Washington, Estados Unidos.

Acompañado por su comitiva integrada por Marcelo Ebrard, secretario de Relaciones Exteriores; Alfonso Romo; jefe de la Oficina de la Presidencia; la secretaria de Economía, Graciela Márquez, y la embajadora Martha Bárcenas y rodeado por un cerco de seguridad, el mandatario llegó al monumento a Abraham Lincoln, donde depositó una ofrenda floral. La visita al lugar duró menos de 10 minutos. 

Posteriormente, López Obrador se dirigió a la estatua de Benito Juárez que se encuentra a 10 cuadras de la Casa Blanca. Ahí también fue recibido por simpatizantes, mientras colocaba de nueva cuenta una ofrenda floral y realizaba una guardia de honor, asimismo, fue entonado el himno nacional mexicano.  

El presidente de México será recibido en la Casa Blanca por su homólogo de Estados Unidos, Donald Trump, con quien sostendrá una reunión privada y, posteriormente, con comitivas.

El mandatario mexicano llegó a Washington el martes a las 21:15 horas tiempo local, en vuelo comercial al Aeropuerto Internacional de Washington-Dulles, en donde fue recibido por la embajadora de México en Estados Unidos, Martha Bárcena, el director general de Protocolo de la Secretaría de Relaciones Exteriores, Juan Carlos Lara Armienta, y la jefa de Protocolo del Departamento de Estado de Estados Unidos, Cam Henderson.

El primer mandatario realizó una escala en la ciudad de Atlanta, Georgia, en donde fue recibido por el cónsul general de México en esa ciudad, Javier Díaz de León.

El objetivo central de la visita es celebrar la reciente entrada en vigor del Tratado México-Estados Unidos-Canadá (T-MEC) y fortalecer la alianza estratégica de nuestras naciones.

La jornada de mañana concluye con una cena de trabajo encabezada por ambos mandatarios, con la participación de sus comitivas y líderes empresariales de los dos países.