La cerrazón de Pemex para resolver problemas no parece ser la fortaleza de la mesa directiva al mando de Octavio Romero Oropeza.

No sólo hablo por la deuda que tiene la empresa con sus proveedores, equivalente a 40,000 millones de pesos, y cuya situación no parece tener fecha de cumplimiento.

Sino por la decisión que ha tomado de dejar de importar diésel de ultra bajo azufre (DUBA) como lo obliga la NOM-016-CRE-2016, argumentando que no tiene cómo fabricarlo y está amparado.

Aunado a ello, está la NOM-044-SEMARNAT-2017 que a partir de diciembre del 2020 obliga a los fabricantes de tractocamiones a tener motores que cumplan con regulación ambiental exigente EPA’10/EUROVI, y cuyos motores sólo trabajan con DUBA. De ahí el “pero”. Si Pemex decide ya no importar como lo venía haciendo, y esperar hasta el 2024 cuando se supone tendrá la refinería, para atender la demanda de diésel UBA, y los camiones y tractocamiones tendrán que vender tecnología menos contaminante, pero que sólo usa DUBA, entonces ¿qué procede?

Pemex dice que tendrá que ser la Iniciativa Privada quien resuelva el tema del diésel UBA, pero no hay tiempo para acatar dicha situación. Se requiere de grandes almacenamientos, ductos e infraestructura que, por lo menos, llevaría dos años en construcción, sumando la tramitología.

Todo está en la indefinición. El único eslabón de vida que podría poner orden en este tema, es Alfonso Romo, quien ayer se reunió en privado con algunos empresarios para escuchar la situación por la que atraviesan como industria, y los efectos que traería ello, como país.

Aunque no hubo acuerdos, si se generó un compromiso de revisar el tema, y poder generar alguna norma emergente o generar retraso para la aplicación del diésel UBA, pues no parece estar en el radar de Pemex seguir importando.

Pemex se encuentra amparado para el cumplimiento de la NOM-016-CRE-2016, limitándose a las condiciones previas de estar obligado a suministrar únicamente a la zona fronteriza norte, los 11 corredores y las zonas metropolitanas de Monterrey, Guadalajara y Valle de México

En fin, se espera que se alcance en breve un acuerdo, que dé certidumbre a la industria y se lleven a cabo las adecuaciones pertinentes en líneas de producción.

Industria que impacta 6% del PIB nacional. No hay que olvidar que el autotransporte traslada 56% de la carga nacional, 71% del valor del comercio internacional con Estados Unidos y 96% del pasaje entre entidades federativas de México, aunado a que traslada 27% de los estudiantes, 41% de los trabajadores en autobús y 100% de las mercancías en camiones de reparto y distribución en las ciudades.

De ahí que se han sumado a este llamado de ayuda: AMDA, que preside Guillermo Mediana; AMTM, al mando de Jesús Padilla Zenteno; ANPACT, que comanda Miguel Elizalde; ANTP, que preside Alex Theissen; Canacar, al frente de Enrique González Muñoz; Canacintra, que preside Enoch Castellanos; Concamin, al mando de Francisco Cervantes; CANAPAT, al frente de Aurelio Pérez Alonso; Conatram, de Elías Dip Ramé; Coparmex, al frente de Gustavo A. De Hoyos y la Industria Nacional de Autopartes.

Marielena Vega

Conductora

Salud, dinero y negocios

Socia Cofundadora, y conductora del programa de radio Salud, Dinero y amor. Programa de finanzas, negocios, economía y bienestar.