Chihuahua es el estado de mayor extensión de nuestro país con 247,455 km2 que representan 12.6% del territorio nacional. De esa superficie, 574,000 hectáreas son de riego, 544,000 de temporal, 17 millones de uso pecuario y 6.3 millones para otros usos

El estado cuenta con una población de 3.4 millones de habitantes, de los cuales, 22% se ubica en el sector rural. Su territorio se caracteriza por su diversidad de tierras y climas que van desde el desierto con un clima seco a muy seco, con una precipitación pluvial de 250 mm y una temperatura que puede superar 40°C, hasta la llanura o meseta, que es una zona de transición entre la sierra y el desierto con precipitaciones de 400 mm y una temperatura media de 25°C, y la sierra, con climas templados de 15°C y precipitaciones de 700 mm.

Esta variabilidad de climas y regiones dan a Chihuahua una alta diversificación de cultivos y producciones agropecuarias; sus buenas condiciones sanitarias y el acceso a la frontera lo posicionan a su vez como un estado exportador. Sus cuencas hidrológicas, distritos de riego y zonas de bombeo profundo generan una vocación productiva única, respaldada por productores de vanguardia que buscan año con año mejorar sus técnicas productivas y aprovechar mejor sus recursos naturales.

En el 2018, Chihuahua tuvo una derrama económica agropecuaria de 69,400 millones de pesos que representan 6.9% de participación al PIB agropecuario nacional. En este contexto, a nivel nacional Chihuahua es el principal productor de pistache (96%), manzana (86%), algodón hueso (69%), nuez (64%), alfalfa (43%), avena grano (54%), trigo forrajero (50%), cereza (52%), cacahuate y cebolla (21 por ciento).

Su hato ganadero es el tercero a nivel nacional con 2 millones 388,411 cabezas y representa 7% del total nacional, 41% de este hato es pie de cría para producción de becerro, 15% es ganado en engorda, 14% es para la producción lechera y el resto son ganado de remplazos, sementales y otros.

En lo que a valor de la producción se refiere, los principales productos fueron (cifras en millones): algodón, 10,343; nuez, con 8,417; bovino carne, con 7,238; bovino leche, 7,276; manzana, 7,237, y maíz, con 5,192.

Chihuahua tiene la infraestructura de procesamiento de algodón más grande del país con 44 plantas despepitadoras, las cuales realizan la separación de la fibra de la pepita o semilla de algodón, con lo cual se genera una derrama económica importante, ya que en el 2017 se generaron más de 10,343 millones de pesos en la fibra y más de 1,200 millones en la comercialización de semilla forrajera, además se generaron más de 1,000 empleos directos en la parte industrial.

Esta industria es la que acopia, procesa y comercializa la producción, básicamente de fibra y de semilla. Toda esta industria esta sostenida básicamente por un modelo de operación organizativa menonita; sin embargo, como red de valor enfrenta retos importantes.

En el 2019, FIRA otorgó financiamiento por casi 15,000 millones de pesos en saldos de cartera en las diferentes redes de valor del estado, siendo el algodón la principal red apoyada con 3,600 millones de pesos (24.2%), esto debido al dinamismo, estructura y amplitud que tiene la red.

En la próxima entrega explicaremos cómo esta red de valor junto con su modelo organizativo y productivo han evolucionado, buscando mejorar sus oportunidades de negocio desde la cadena de producción primaria hasta la comercialización, y cómo a través de los programas, servicios y la experiencia de instituciones como FIRA, se está logrando renovar y potencializar el modelo de negocios algodonero en el estado de Chihuahua.

*Armando Caldera Orozco y Fernando Paez Carnero son el residente estatal en la Residencia Estatal Chihuahua y el agente en la Agencia Nuevo Casas Grandes de FIRA.  La opinión aquí expresada es del autor y no necesariamente coincide con el punto de vista oficial de FIRA.