Por su ubicación geográfica estratégica con el vecino país del norte, el estado de Baja California contribuye con 3.1% del Producto Interno Bruto nacional. Entre sus recursos, cuenta con 1,380 kilómetros de litoral y 400,000 hectáreas con actividad agrícola

En lo que respecta a la movilización de los productos para el mercado nacional y de exportación, se cuenta con la infraestructura carretera suficiente en la vía terrestre y el puerto de Ensenada para el transporte marítimo; para la exportación aérea también se ubica relativamente cerca los aeropuertos de San Diego y los Ángeles, en el estado de California.

El sector agroalimentario en el estado es relevante, pues aporta 37,200 millones de pesos al Producto interno bruto estatal, de los cuales 58.6% corresponde al sector agroindustrial y 41.3% al sector primario.

En cuanto a la actividad primaria, los principales sectores agrícola, ganadero y pesquero registraron en el 2018 un valor de la producción de 28,560 millones de pesos, así como una tasa media de crecimiento anual (TMCA) de 9.2% del 2014 al 2018, siendo el sector agrícola el de mayor crecimiento y el pesquero, el de menor.

Dentro del sector agrícola, los cultivos que presentan mayor dinamismo en el periodo indicado son los perennes (espárrago, alfalfa, vid, olivo, etcétera), dichos cultivos presentan una TMCA del valor de su producción de 15.9% y de 4.5% en la superficie cultivada, además, participan con 18.1% de los 19,000 millones de pesos del valor registrado para el sector en el 2018.

Le siguen cultivos hortícolas (tomate rojo, cebolla, col de bruselas, pepino, entre otros), que registran una TMCA del valor de la producción de 13.3 y de 2.5% en la superficie cultivada, participando con 34.0% del valor del mismo año. Las berries (fresa, frambuesa, arándano y zarzamora) registraron una TMCA de 9.5% en el valor de su producción y de - 0.7% en superficie cultivada, participando con 28.4% de valor del año.

Finalmente, los cultivos anuales sólo presentan una TMCA de 3.6% en valor y de -8.7% en superficie cultivada, aportando  19.5% del valor.

El sector ganadero registra para el mismo periodo una TMCA de 7.5% en el valor de la producción, siendo la producción de ganado bovino carne la de mayor crecimiento, con una TMCA de 8.5% y representando 77.8% de los 7,587 millones de pesos del valor de la producción que registró el sector para el 2018. La producción de ganado bovino leche presentó una TMCA de 5.9% y 14.7% del valor del sector en dicho año.

En el sector pesquero, la especie que presenta un mayor crecimiento en el periodo es la lobina, con una TMCA de 276.6% en valor de la producción, aportando 6% al sector para el 2018. Está también el abulón con una TMCA de 26.2 y 4% de contribución en dicho año. La especie que aportó más al valor del sector en el 2018 fue el atún, con 40% y una TMCA de -0.7 por ciento. Por su parte, la langosta aportó 9% y presenta una TMCA de 3.3 por ciento.

En la próxima entrega comentaremos sobre los esfuerzos que los empresarios están realizando para impulsar el crecimiento de las actividades productivas con apoyo de FIRA, conjunto de fideicomisos originados en el Banco de México para impulsar el desarrollo del sector agroalimentario y el medio rural, así como con la activa participación de instituciones financieras e instituciones del sector.

*José Luis Alcántar Figueroa y María Inés Espinosa Dzib son residente estatal y especialista de la Residencia Estatal Baja California de FIRA en Mexicali, Baja California, respectivamente. La opinión aquí expresada es de los autores y no necesariamente coincide con el punto de vista oficial de FIRA.

[email protected]

[email protected]