La noticia es extraordinaria para México.

Petróleos Mexicanos descubrió un yacimiento gigante: Ixachi, en Veracruz, con reservas 3p de más de 1,000 millones de barriles de petróleo crudo equivalente.

Se trata del hallazgo más grande de ¡un yacimiento terrestre en México en los últimos 25 años!

A nivel mundial este descubrimiento ocupa el cuarto lugar; lo que significa que este descubrimiento se encuentra en el top 10 de los descubrimientos realizados en los últimos años.

El yacimiento Ixachi, por su dimensión representaría más de 100% de la producción acumulada de la cuenca de Veracruz.

Para el 2022 (en el cuarto año de gobierno de Andrés Manuel López Obrador) aportará alrededor de 80,000 barriles diarios de condensado y 700 millones de pies cúbicos diarios de gas.

Curiosamente Ixachi quiere decir en náhuatl: abundante.

La comprobación de la magnitud de este yacimiento refleja lo que su nombre significa: abundancia.

Herencia y herederos

La noticia en sí misma es muy positiva para México, para su producción energética (que ha declinado en los últimos años) y para la economía nacional.

El descubrimiento de este yacimiento gigante también es una buena noticia para el presidente saliente, Enrique Peña Nieto, quien hereda a su sucesor una riqueza energética extraordinaria.

La hereda en virtud de decisiones estratégicas tomadas por sus dos últimos directores: José Antonio González Anaya y Carlos Treviño. Ambos, en plena etapa de escasez de recursos y recorte presupuestal, aconsejados por los expertos en exploración, decidieron invertir para comprobar la magnitud mayúscula que se sospechaba tenía el yacimiento Ixachi.

Y es una excelente noticia para la toma de decisiones en el gobierno inminente de Andrés Manuel López Obrador que está por definir la estrategia y el camino a seguir en materia energética durante su administración.

Pero más allá de herencias y herederos, resulta un extraordinario aliciente para el equipo de ingenieros mexicanos que impulsaron la inversión para la exploración de estos pozos porque lo hicieron convencidos de que es necesario diversificar los recursos escasos de la petrolera en proyectos de corto, mediano y largo plazos con sus diferentes horizontes de riesgos.

Ciclo petrolero, ajeno al político

Para los especialistas que encabezaron este esfuerzo de exploración que llevó más de una década, está claro que el descubrimiento confirma que los ciclos petroleros están más allá de los ciclos políticos.

El director general de Pemex Exploración y Producción, Javier Hinojosa, y el director de Pemex Exploración, José Antonio Escalera, son contundentes cuando hacen la referencia: el anuncio se tuvo que hacer justo en el momento en que se pudo comprobar, después de muchos años de estudios.

El anuncio no tiene nada que ver con los ciclos políticos, aseveran.

Y es que la sospecha de que se trataba de un yacimiento importante se tuvo mucho más claramente desde el 2016 y se fue acrecentando en el 2017.

En 2016 se solicitaron al entonces director de Pemex, González Anaya, los recursos necesarios para realizar los estudios multidisciplinarios y la aplicación de tecnología de vanguardia que hizo posible mejorar la imagen del subsuelo e identificar con mayor claridad una serie de estructuras con profundidades mayores a 6,000 metros.

En el 2017, continuó las inversiones el actual director Carlos Treviño y ese año en el pozo exploratorio Ixachi-1 se descubrió un yacimiento de gas condensado en calidad de arrecifes asociados al borde oriental de la Plataforma de Córdoba, que permitió incorporar reservas 3P por 366 millones de barriles de petróleo crudo equivalente.

En este año 2018 se monitoreó el comportamiento de la producción del pozo Ixachi-1 y se perforaron los pozos exploratorios Ixachi-1DEL e Ixachi-1001, el primero para definir la extensión del campo hacia el sur y el otro para evaluar la continuidad hacia el norte y hacia un nivel inferior.

Los resultados obtenidos permitieron estimar que en las reservas 3P del campo Ixachi podrían ser superiores a 1,000 millones de barriles de petróleo crudo equivalente.

Inversión nacional

Este yacimiento podrá ser explotado por Pemex con una inversión aproximada a 30,000 millones de pesos. No habrá necesidad de alianzas con capitales nacionales o internacionales y se hará con tecnología propia.

Además de todo, este yacimiento se descubrió con una inversión muy menor, de apenas 250 millones de dólares.

El costo del descubrimiento es de los más bajos y el costo de producción será muy cómodo.

ATISBOS

CONFIANZA.- El presidente electo Andrés Manuel López Obrador difundió un video en el que busca enviar señales de confianza a los sectores privado  y empresarial e inversionistas.

Aseguró que su gobierno no realizará expropiaciones ni actos arbitrarios.

Reiteró que se respetarán los equilibrios macroeconómicos; que Banco de México mantendrá su autonomía; que su gobierno no gastará más de lo que ingrese a la hacienda pública y que habrá un auténtico Estado de Derecho.

Lo paradójico es que el presidente López Obrador iniciará su gestión con un acto arbitrario: la cancelación de la construcción del Nuevo Aeropuerto   Internacional de México. A los empresarios e inversionistas participantes en la construcción no les respetó sus contratos. Veremos cómo inicia la renegociación de la deuda con los tenedores de bonos. Al tiempo.

Marco A.Mares

Periodista

Ricos y Poderosos

Ha trabajado ininterrumpidamente en periódicos, revistas, radio, televisión e internet, en los últimos 31 años se ha especializado en negocios, finanzas y economía. Es uno de los tres conductores del programa Alebrijes, Águila o Sol, programa especializado en temas económicos que se transmite por Foro TV.