Respecto de la importancia de la agricultura de riego en México y los financiamientos canalizados durante el 2014, tema abordado de manera preliminar en una primera parte de esta colaboración, es importante destacar que los recursos destinados por el gobierno federal para el ejercicio 2015, de acuerdo con lo publicado en el Presupuesto de Egresos de la Federación, son del orden de los 4,146 millones de pesos.

( Segunda y última parte)

La infraestructura hidroagrícola y de 2,116.8 millones de pesos para la tecnificación del riego con recursos de la Sagarpa, en este último rubro, FIRA participará como lo ha hecho ya en otros ejercicios, como instancia ejecutora de los recursos de la Sagarpa. Los recursos mencionados serán canalizados en su mayoría bajo el esquema de peso a peso , es decir, los beneficiarios deberán aportar 50% para el proyecto y el otro 50% será la aportación del gobierno federal a través de Sagarpa, lo que representaría un total de más de 12,500 millones de pesos.

En materia de apoyos para el financiamiento a la inversión en infraestructura hidroagrícola continúan vigentes la garantía del Fondo de Garantías para el Uso Eficiente del Agua, que permite incentivar la participación de los bancos en el financiamiento de largo plazo, y para los proyectos con plazos de recuperación del crédito no mayor a siete años FIRA considera el esquema de bonificación de dos puntos porcentuales en la tasa de interés que se le cobra a los acreditados (módulos de riego).

Para tecnificación del riego, FIRA tiene también apoyos en bonificación de tasa de interés de hasta un punto porcentual e incluso para los pequeños productores cuyas necesidades de financiamiento no superen las 160,000 Udis (aproximadamente $845,000) la bonificación en tasa de interés es de dos puntos porcentuales. En ambos tipos de inversión fija cuando el financiamiento está dirigido a los pequeños productores, también se tiene la garantía Fonaga y el apoyo en el pago de la prima de garantía de hasta 50% o bien de hasta 70% del crédito, en aquellos proyectos desarrollados en los municipios incluidos en la Cruzada Nacional contra el Hambre y de la región sur-sureste del país.

Mediante las herramientas y recursos disponibles que se tienen para resolver la problemática, es necesario continuar trabajando en mejorar el uso eficiente del agua, tanto en la red de conducción y distribución de los canales de riego como en el ámbito parcelario mediante la tecnificación del riego. Ello permitirá un mejor uso del agua que aunado a un buen acompañamiento técnico con capacitación y asistencia técnica da como resultado una mayor productividad de los cultivos.

En la modernización y rehabilitación de la infraestructura hidroagrícola se debe seguir trabajando de igual forma en proyectos que aceleren la inversión, usando y adecuando los esquemas de negocio para desarrollar incluso proyectos de asociación público-privados en el sector riego.

Artemio Vázquez Aguilar es especialista de la Subdirección Regional de Promoción de Negocios en el Noroeste en FIRA. La opinión aquí expresada es del autor y no necesariamente coincide con el punto de vista oficial de FIRA.

}[email protected]