A raíz de la crisis actual generada por la pandemia del coronavirus, los Estados se encuentran desesperados y en la mayoría de los casos confundidos ante las medidas, acciones y mandatos que deben tomar para tratar de controlar el número de contagios y las muertes.

Esto ha desatado el dilema sobre derechos humanos, mandatos anticonstitucionales y abusos a las leyes de privacidad. Como habíamos comentado anteriormente,  las empresas Apple y Google de Alphabet Inc. están trabajando juntas para diseñar un sistema que identifique y notifique a las personas que han estado cerca de otros que hayan dado positivos a las pruebas del Covid-19.

Sin embargo, esta semana, a través de un boletín también dijeron que prohibirán el uso del rastreo de localización en las aplicaciones que usen un nuevo sistema de seguimiento de contactos que los dos están creando para frenar la propagación del nuevo coronavirus.

Los sistemas operativos de Google y Apple son usados por el 99% de los teléfonos inteligentes. Las compañías planean permitir que sólo las autoridades de salud pública puedan usar la tecnología.

Ambas compañías dijeron que un objetivo primordial es la privacidad y evitar que los gobiernos usen el sistema para recopilar datos sobre los ciudadanos a pesar que varias entidades estatales en Estados Unidos han pedido tener acceso a datos de  geolocalización de los usuarios. Expertos en privacidad han advertido que cualquier caché de datos de localización relacionados con cuestiones de salud podría hacer que las empresas y los individuos sean vulnerables a ser condenados al ostracismo si los datos se hacen públicos.

Las autoridades y sus desarrolladores de apps podrían rechazar las restricciones de Apple y Google y, en su lugar, usar un sistema más básico basado en Bluetooth.

Sin embargo, es probable que el sistema no detecte algunos encuentros. Desde luego será interesantísimo observar como ambas empresas logran el loable propósito de ayudar ante la pandemia, garantizando la privacidad de las personas.

A nivel cancha….

Al corte de su sexta jornada, los encuentros de la e-LigaMX, a través de las plataformas de TUDN (TV abierta, TV de paga y Digital), suman ya más de 69.2 millones de personas, 3.4 veces más que su principal competidor en la transmisión de este nuevo concepto de partidos de futbol.

Durante la jornada 6, que finalizó el pasado 29 de abril, las emisiones de TUDN por TV abierta y de paga, alcanzaron 6.4 millones de personas en audiencia total, P4+, lo que representa un incremento de 5.3%, respecto de la jornada anterior.

En lo que toca a las plataformas digitales de TUDN, en la sexta jornada de la e-LigaMX, se generaron más de 2.3 millones de visualizaciones de las emisiones de estos encuentros.

Antonio Aja

Columnista

Showbiz