Las acciones de Estados Unidos subieron el jueves 13 de junio después de dos días de pérdidas, debido a que los títulos del sector de energía repuntaron impulsados por preocupaciones de una interrupción a los suministros luego de ataques contra dos tanqueros de petróleo en el Golfo de Omán.

El secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, dijo que Washington considera que Teherán es responsable de los ataques, que ocurrieron cerca del Irán y el Estrecho de Ormuz, por donde pasa un quinto de los embarques globales de crudo.

Los futuros del petróleo subieron más de un 2% y el índice de energía del S&P 500 ganó un 1,3%, la mayor alza de los 11 sectores del referencial.

El Promedio Industrial Dow Jones cerró con una ganancia de 0.39%, a 26,106.77 unidades. Mientras que el Nasdaq registró un avance de 0.57%, para ubicarse en 7,837.13 puntos.

El índice S&P 500 subió 0.41%, para terminar la jornada en 2,891.64 unidades.

Las acciones han tenido una buena racha en lo que va de junio, debido a las esperanzas de que la Reserva Federal tome medidas para contrarrestar la desaceleración de la economía global ante la escalada de la guerra comercial entre Estados Unidos y China. El referencial S&P 500 ha subido cerca de 5% en lo que va del mes.

Sin embargo, la cautela antes de la reunión de la Fed de la próxima semana y la cumbre del G-20 a fines de mes limitaron los avances del día. Los mercados esperan un recorte de las tasas de interés en algún momento de este año.

"El mercado está esperando escuchar a la Fed (...) y si se desviarán de su reciente postura -que yo llamo una posición moderada activa- para ver si siguen sentando las bases para un recorte de tasas, quizás más adelante en el verano (boreal)", dijo Quincy Krosby, estratega jefe de Prudential Financial en Newark, Nueva Jersey.

Las acciones de Walt Disney Co subieron un 4.4% después de que Morgan Stanley elevó sus proyecciones para el crecimiento de suscriptores del servicio Disney Plus. En tanto, las de Twitter cayeron un 3.1% luego de que Moffett Nathanson dijo que espera mayores costos y una desaceleración del crecimiento de los ingresos de la firma.