El peso mexicano fue la segunda moneda más apreciada de los mercados emergentes e inclusive de países desarrollados durante el primer trimestre de este 2018, al presentar una revaluación con respecto al dólar estadounidense de 6.90%, equivalente a una ganancia de 1.36 pesos.

La divisa colombiana resultó la moneda que más ganó en los primeros tres meses de este año, luego de reportar un aumento de 7.03%, mientras el rand de sudafricano ocupó el tercer lugar de apreciación al mostrar un avance de 5.95% en el mismo lapso.

Sin embargo, dentro de las monedas que presentaron pérdidas, se encuentran el peso argentino con una depreciación de 8.45% en el primer trimestre de este año, seguido por la lira turca con una disminución de 4.97% y el real brasileño que mostró una disminución de 0.48 por ciento.

Con relación a las divisas que más ganaron de mercados desarrollados frente al dólar estadounidense, resultaron el yen japonés con una apreciación de 6.39% en el periodo enero-marzo de 2018, la libra esterlina con un repunte de 5.28% y la moneda europea con un avance de 3.76% en igual periodo.

El subdirector de mercados financieros de Banco Santander, Salvador Orozco Peña destacó que el fortalecimiento de la moneda mexicana registrado en los últimos tres meses, se explicó básicamente por la debilidad que mostró el dólar estadounidense en el mercado internacional de divisas.

El analista del banco español agregó que otro factor sería la expectativa de que la Reserva Federal (Fed) implementaría una política de alza de tasas de interés poco agresiva, es decir, en este año, parte del aumento que hizo el pasado 21 de marzo, tiene previsto hacer otros dos incrementos.

Por su parte, el analista económico senior de CIBanco, James Salazar consideró que la recuperación de peso mexicano tiene que ver con el optimismo que hay en la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), derivado de la posibilidad de llegar un acuerdo antes de las elecciones presidenciales de julio.

El experto mencionó que el Banco de México (Banxico) también ayudó a fortalecer la moneda local, mediante el aumento de su tasa de interés, lo cual mantuvo atractivo el diferencial de tasas con Estados Unidos.