El peso cerró la sesión con una apreciación de 0.46% o nueve centavos, cotizando alrededor de 19.75 pesos por dólar, en una corrección a la depreciación observada en la sesión anterior tras el incremento en la aversión al riesgo en los mercados financieros globales asociada a la incertidumbre política en Italia.

De acuerdo con Banco Base, las tensiones políticas en Italia disminuyeron luego de que los partidos Movimiento Cinco Estrellas y la Liga del Norte, acordaran cambiar su propuesta de Ministro de Economía con el objetivo de formar gobierno y evitar que se realicen nuevas elecciones este año.

Asimismo, hoy en Italia se realizó una colocación de bonos con vencimientos a cinco y 10 años, cuya buena aceptación en el mercado permitió que las tasas de interés en el mercado secundario de deuda observaran una disminución.

Una menor aversión al riesgo permitió que el dólar perdiera terreno frente a sus principales cruces, mientras que los mercados de capitales registraron ganancias, particularmente en Estados Unidos.

Señala que el peso recortó parte de las ganancias observadas durante las primeras horas de la sesión, ante un regreso en la incertidumbre sobre la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN).

Con respecto a los impuestos a la importación de acero y aluminio de México y Canadá, que podrían ser aplicados por Estados Unidos a partir del próximo viernes 1 de junio, Freeland mencionó que su país responderá con medidas apropiadas si los aranceles entran en vigor.

Es importante mencionar que el inicio de la aplicación de dichos aranceles podría presionar el tipo de cambio al alza, hacia el nivel de 20 pesos por dólar.

Por su parte, en México, el día de hoy el Banco de México (Banxico) dio a conocer su informe trimestral de inflación correspondiente al primer trimestre de 2018, donde mantuvo sin cambios sus previsiones de crecimiento económico para 2018 en un rango entre 2.0 y 3.0%, y para 2019 en un rango entre 2.2 y 3.2 por ciento.

Para la inflación, Banxico espera que se ubique en 3.8% al cuarto trimestre de 2018 y en 3.3% al comienzo del siguiente año.

De igual forma, el balance de riesgos para la inflación se mantiene sesgado al alza, debido a la depreciación del peso, a la incertidumbre asociada a la renegociación del TLCAN y el proceso electoral, así como a la posibilidad de que se observen incrementos en los precios de algunos bienes agropecuarios y energéticos, añadió Base.

En este marco, el gobernador de Banxico, Alejandro Díaz de León, reiteró que el Banco Central buscará mantener una política monetaria prudente.

Este miércoles, sucursales bancarias de la capital del país ofrecieron el dólar libre hasta en 20.15 pesos, con una variación de nueve centavos menos en comparación con el cierre anterior, y lo adquirieron en un precio mínimo de 18.70 pesos.