La compañía japonesa Nintendo Co Ltd anunció este jueves el nombramiento de un nuevo presidente y dijo que prevé que su ganancia anual aumente hasta un máximo de nueve años mientras su consola de videojuegos Switch mantiene el ritmo de ventas en su segundo año.

El éxito inicial de la consola híbrida de casa y portátil ha impulsado las ventas de videojuegos de Nintendo y ha alentado a distintas firmas a programar videojuegos para la consola, un ciclo que analistas creen que incremente aún más las ventas de Switch.

Las fuertes ventas han alimentado las esperanzas de los inversores de que Switch repita el éxito de la primera consola Wii, lo que llevó a duplicar este año el valor de sus acciones hasta máximos de nueve años.

El jueves, la compañía con sede en Kioto dijo también que nombró como presidente a Shuntaro Furukawa, un ejecutivo de 46 años a cargo del marketing global y planificación corporativa, quien sucederá a Tatsumi Kimishima en junio, cuando el nombramiento sea efectivo tras el visto bueno de los accionistas.

Kimishima, un exbanquero de 68 años que sucedió al carismático líder Satoru Iwata tras su muerte en 2015, decidió dejar el cargo ya que había "cumplido casi todas sus responsabilidades" para mejorar la compañía, dijo en una sesión para presentar los resultados.

Nintendo estimó un beneficio operativo para el año hasta marzo de 225,000 millones de yenes (2,060 millones de dólares), un aumento del 26.7% interanual. De alcanzar esta cifra, Nintendo obtendría los beneficios operativos más elevados desde el año que acabó en marzo de 2010.

La previsión, sin embargo, incumplió con la mediana de las previsiones de 21 analistas de 308,720 millones de yenes, según un sondeo de Thomson Reuters I/B/E/S.

Nintendo tiene el objetivo de vender 20 millones de videoconsolas Switch en el año financiero que comenzó en abril, confirmado su pronóstico de enero.

erp