Némesis Capital, del empresario Gustavo Tomé, sigue aumentando las inversiones inmobiliarias en el país. A través de la emisión de un certificado de capital de desarrollo (CKD) planea recabar hasta 1,400 millones de pesos para destinarlos al desarrollo de tres proyectos, uno de usos mixtos y vivienda.

A través del prospecto de colocación, el grupo empresarial informó que acudirá al mercado local el próximo 24 de julio para levantar el capital a través del vehículo denominado Génesis.

Los proyectos que se desarrollan a través del CKD se localizan en la Ciudad y el Estado de México, así como en Guadalajara, Jalisco.

“Más que un CKD es un joint venture (...) Cada proyecto cuenta con terreno, proyecto ejecutivo y algunos permisos. Los terrenos en donde se edificarán los proyectos serán aportados por un coinversionista”, indica en una presentación a inversionistas.

Apuesta por usos mixtos y vivienda en venta

Uno de los proyectos es de usos mixtos, se localiza en Santa Fe, cerca al parque La Mexicana, uno de los centros de mayor actividad económica. Éste combina un conjunto de 286 unidades de vivienda con un área de 33,771 metros cuadrados para su venta, un área comercial con aproximadamente 8,116 metros cuadrados rentables. El terreno en donde se levantará el desarrollo cuenta con un área de aproximadamente 4,200 metros cuadrados.

La duración del proyecto es de cuatros años y tendrá un costo total de 1,244 millones de pesos, sin considerar la tierra. A través del CKD se destinará un monto de 555 millones de pesos.

El grupo dedicado al desarrollo de vivienda, espacios comerciales e industriales indicó que otro de los proyectos que invertirá es uno de vivienda dentro de un complejo de usos mixtos en Ciudad Satélite, en el Estado de México. En aproximadamente 21,962 metros cuadrados se construirán siete torres de departamentos para venta. Comprenderá una inversión total de 2,648 millones de pesos, de los cuales 313 millones serán aportados con recursos del instrumento financiero.

El último proyecto en Guadalajara es de usos mixtos con 130 unidades de vivienda para venta, espacio comercial de 1,932 metros cuadrados de área rentable y un edificio de oficinas corporativas con 6,243 metros cuadrados.

Los desarrollos inmobiliarios que ha concretado y continúa edificando Némesis Capital tienen un valor de venta de 3,500 millones de dólares y 1.8 millones de metros cuadrados de construcción de proyectos de comerciales, oficinas, industriales y de usos mixtos.

Su presencia abarca estados de la República Mexicana como la Ciudad de México, Jalisco, el Estado de México, Quintana Roo, Guerrero, Querétaro, Guanajuato, Sinaloa, Tabasco, Michoacán y en Tamaulipas.

En noviembre del 2016, el empresario Gustavo Tomé colocó un fideicomiso de inversión en bienes raíces en la BMV por 1,811 millones de pesos, arrancando como el primer vehículo de desarrollo inmobiliario y con un portafolio de nueve proyectos de centros comerciales y oficinas.

judith.santiago@eleconomista.mx