Las preocupaciones del mercado financiero en torno a la creciente inflación y a la aparición de la variante Ómicron del Covid-19, disparó el viernes al índice del miedo (VIX) hasta 54.04%, respecto al día previo, llevándolo a niveles de 28.62 puntos, un piso que no se veía desde febrero pasado.

Alejandro Padilla, director general adjunto de Análisis Económico y Financiero en Banorte, dijo que los niveles alcanzados el viernes reflejan el sentimiento de que los mercados han entrado en un momento de "pánico", resultado de la expectativa de mayores presiones inflacionarias, el efecto que tendría el nuevo paquete de estímulos en la actividad económica, el alza de los precios de las materias primas y la nueva variante de Covid-19.

El Chicago Board Options Exchange Market Volatility Index (VIX) mide la volatilidad de opciones del índice estadounidense S&P 500, que en la sesión bursátil del viernes cerró con una caída de 2.27% a 4,594.62 enteros.

“La nueva ola de contagios en la Unión Europea está llevando a medidas de restricción, lo que significa riesgos para la recuperación económica detonando una ola de ventas en los mercados”, dijo Padilla.

Durante noviembre, el VIX mantenía un promedio de 17.23 puntos. No obstante, al haber repuntado de manera significativa en un solo día surgen preocupaciones de que la volatilidad seguirá extendiéndose.

Sin embargo, los niveles actuales del VIX están aún lejos de los 75.47 enteros que alcanzó el jueves 12 de marzo de 2020, cuando las bolsas vivieron una jornada de pánico porque desconocían cuáles serían las consecuencias de la contingencia sanitaria en las economías. Este año avanza 25.80% y los especialistas refieren que estando por debajo de los 20 puntos, el índice no refleja preocupaciones.

judith.santiago@eleconomista.mx