El petróleo subió más de 4% el miércoles, debido a que un huracán obligó al cierre de la producción estadounidense en altamar y un reporte de la industria mostró que los inventarios de crudo en el país disminuyeron inesperadamente.

Más de un cuarto de la producción estadounidense costa afuera cerró el martes debido al huracán Sally.

El Instituto Americano del Petróleo (API) dijo el martes que los inventarios de crudo cayeron en 9.5 millones de barriles, en lugar del aumento previsto por analistas.

Las existencias de crudo en Estados Unidos tuvieron un declive imprevisto en la última semana, mientras que las de destilados subieron nuevamente, informó el miércoles la gubernamental Administración de Información de Energía (EIA).

El crudo Brent ganó 1.69 dólares, o 4.2%, a 42.22 dólares por barril, mientras que el petróleo de Estados Unidos subió 1.88 dólares, o 4.9%, a 40.16 dólares. Ambos contratos sumaron más de un 2% el martes.

“API brindó una nueva inyección de ímpetu alcista”, dijo Stephen Greenock, de la correduría de petróleo P.M. “Por mucho que un factor positivo parezca haber regresado al mercado del petróleo, los fundamentos subyacentes están lejos de brindar apoyo”.

Los precios del petróleo colapsaron a mínimos históricos cuando la crisis del coronavirus redujo la demanda. Un recorte récord de suministros por parte de la OPEP y sus aliados, grupo conocido como OPEP+, y una flexibilización de la cuarentena han ayudado al Brent a recuperarse del un mínimo de 21 años que tocó en abril a menos de 16 dólares.

Un panel de ministros de petróleo de la OPEP+ se reúne el jueves para revisar el pacto de recortes de suministros y es poco probable que recomiende más restricciones a la producción a pesar de la caída de precios, dijeron fuentes a Reuters.

Coinciden

Las reservas comerciales de petróleo crudo en EU cayeron la semana pasada tras un alza inesperada la semana anterior, mientras que la actividad de las refinerías aumentó fuertemente, según un informe publicado este miércoles.

El crudo se redujo en 4.4 millones de barriles (mb) hasta situarse en 496 mb el 11 de septiembre, según el reporte semanal de la Agencia estadounidense de Información sobre Energía (EIA). Se anticipaba un alza de las reservas de más de 2 mb.

“La actividad de las refinerías aumentó claramente respecto a la semana anterior, tras el paso de los huracanes Laura y Marco por el Golfo de México”, indicó Matt Smith, de la firma ClipperData.

Las refinerías estadounidenses funcionaron al 75.8% de su capacidad, un alza semanal de cuatro puntos porcentuales. Las importaciones de crudo cayeron de 5.42 millones de barriles diarios (mbd) a 5.01 mbd, un descenso explicado en parte por la baja importación de petróleo de Arabia Saudita, según Smith.

Las exportaciones estadounidenses de crudo también retrocedieron, pasando de 2.94 mbd a 2.60 mbd.

En Cushing, Oklahoma, donde se sitúa el petróleo WTI cotizado en Nueva York, las reservas se redujeron en 100,000 barriles hasta 54,3 mb.

La reducción de las reservas de petróleo en EU se vio limitada, sin embargo, por el repunte de la producción, que pasó de 10 mbd a 10,9 mbd.“Simplemente regresamos a los niveles anteriores a los huracanes”, precisó Smith.

“Pero ya vemos que empieza a descender de nuevo con el huracán Sally”, que golpea el sureste de Estados Unidos.

Las reservas de gasolina disminuyeron levemente (400,000 barriles), cerca de la baja prevista por los analistas.

Las de los productos destilados (carburante de calefacción o de avión) se redujeron en 3.5 mb, mucho más que la caída de 250,000 barriles anticipada por los analistas.

Adhesión al pacto, al  101%

El nivel de adhesión a los recortes a la producción petrolera entre los miembros de OPEP+ se calcula en torno al 101%, dijeron el miércoles a Reuters dos fuentes de la alianza.

Un comité técnico de la OPEP+, tiene prevista una reunión más tarde en la sesión para conversar sobre los fundamentos del mercado y el nivel de adhesión a los recortes al bombeo.

La cifra de adhesión podría ajustarse en la reunión del comité, indicó una de las fuentes.

Petroleras dispares

Las acciones de las firmas petroleras terminaron dispares la jornada bursátil del miércoles.

La estadounidense ExxonMobil encabezó las ganancias con un alza de 4.25%a 37.81 dólares, mientras que la de la también estadounidense Chevron subieron 2.89% para cotizar en 78.56 dólares cada una.

En el caso de la holandesa Shell, sus papeles apenas ganaron 0.18% a  11.92 euros en la Bolsa de Ámsterdam y las de British Petroleum perdieron 1.20% a 255.90 libras esterlinas en la Bolsa de Londres.