El grupo mediático Prisa, editor del principal diario generalista español El País, registró una pérdida neta de 11 millones de euros (unos 12.26 millones de dólares) en el segundo trimestre de 2019 debido, entre otros, a los tipos de cambio en América Latina.

La pérdida, sin embargo, es ligeramente menor a los 11.4 millones de euros registrados en el segundo trimestre de 2018 para este grupo cuya principal actividad es la edición con su filial Santillana, muy presente en los países hispanoamericanos.

En un comunicado publicado en la noche del martes al miércoles, el grupo afirma que los resultados coinciden con las previsiones del año 2019 de una evolución positiva en todos sus sectores de actividad: libros educativos, prensa, radio y publicidad.

También apunta al carácter estacional de la venta de libros escolares, a la espera de grandes pedidos en el segundo semestre del año.

La facturación del segundo trimestre, sin embargo, retrocede un 15.7% interanual a los 259.6 millones de euros y el excedente bruto de explotación (Ebitda) cae un 46.6% a los 30.3 millones.

En el conjunto del semestre, la pérdida asciende a 51.5 millones de euros (en el mismo periodo de 2018 fue de 400,000 euros) a causa, especialmente, a una condena judicial por un litigio con el grupo español Mediapro.

La facturación en estos seis meses bajó un 9.1% interanual, a los 572 millones de euros.

Entre otros motivos, el grupo atribuye este retroceso a la hiperinflación en Argentina y la depreciación del real brasileño respecto al dólar, que habrían repercutido en 6.7 millones de euros en el volumen de negocio.

En 2018, Prisa registró pérdidas de 269.3 millones de euros, más del doble que los 102.6 millones de 2017, debido a una depreciación de sus activos.

A finales de junio, el flujo de caja del grupo se situó en rojo, en -237.6 millones de euros, debido especialmente a la compra del 25% de las acciones de su filial de edición de libros educativos Santillana.

A esa misma fecha, la deuda bancaria se había situado a 1,180 millones de euros frente a los 929 millones registrados a finales de 2018.

erp