Los precios del petróleo subieron el lunes, luego de que un importante oleoducto de Estados Unidos dijo que podría reanudar sus operaciones esta semana después de que un ciberataque forzó su cierre.

El potencial crecimiento de la demanda estadounidense impulsó los precios del crudo, contrarrestando los temores que apuntan a que la pandemia de coronavirus afectará la demanda en la India y otras partes de Asia.

Colonial Pipeline, el oleoducto de combustible más grande de Estados Unidos, dijo el lunes que espera restablecer el servicio operativo antes del fin de semana.

El ducto fue cerrado por un ciberataque el viernes. El domingo se reabrieron algunos ductos menores mientras que las líneas principales permanecen cerradas.

La semana pasada, el enfoque de los operadores se había desplazado a los factores de apoyo para el crudo en torno a la apertura de la economía de Estados Unidos.

"Ahora el mercado estará observando la historia del ducto", dijo Phil Flynn, analista senior de Price Futures Group en Chicago.

El referencial internacional Brent subió 4 centavos, o un marginal 0.06%, a 68.32 dólares por barril. El WTI de Estados Unidos subió 2 centavos, o un 0.03%, a 64.92 dólares. Ambos índices aumentaron más de 1% la semana pasada, su segunda ganancia semanal consecutiva.

"Si los oleoductos permanecen fuera de servicio durante un tiempo, tendría efectos de gran alcance en el mercado petrolero no solo en Estados Unidos, sino también en Europa ", dijo Carsten Fritsch, analista de Commerzbank.

"Dicho esto, actualmente se supone que la interrupción se resolverá en cuestión de días, por lo que el impacto debería ser limitado", añadió.

La Casa Blanca estaba trabajando con Colonial para ayudarla tras el ciberataque. La secretaria de Comercio, Gina Raimondo, dijo que solucionar el tema es una prioridad absoluta.