Los precios del petróleo cayeron 2% el jueves por el temor a que la propagación de un nuevo virus respiratorio en China reduzca la demanda de combustibles si llega a frenar el crecimiento económico de manera similar a la epidemia de síndrome respiratorio agudo y severo (SARS) ocurrida hace casi 20 años.

Los futuros del crudo Brent perdieron 1.17 dólares, 1.85%, a 62.04 dólares por barril, tras haber caído más temprano en la sesión a 61.25 dólares, su menor nivel desde inicios de diciembre. El miércoles, el referencial del Mar del Norte bajó 2.1 por ciento.

Los futuros del West Texas Intermediate retrocedieron 1.97 dólares, 3.47% a 54.77 dólares el barril, un piso desde noviembre. El contrato se hundió el miércoles 2.7 por ciento. La mezcla mexicana de exportación perdió 2.17% o m1.16 dólares, a 52.27 dólares el barril.

La Organización Mundial de la Salud dijo que es “demasiado pronto” para declarar que el coronavirus es una emergencia global, luego que China decretó cuarentena en dos ciudades en medio de un brote que ha matado a 18 personas e infectado a unas 630.

La posibilidad de que se desate una epidemia recordó los efectos del SARS en el 2002-2003, afectando el crecimiento económico. “Estos problemas de salud representan impedimentos para los viajes y, como resultado, han obligado al mercado petrolero a descontar un debilitamiento en la demanda de combustible para aviones y diesel”, dijo Jim Ritterbusch, presidente de la firma de asesoría comercial Ritterbusch and Associates.

“Estimamos un recorte de precios de hasta 5 dólares  si la crisis se desarrolla en una emergencia parecida a la epidemia del SARS”, señaló JPM Commodities Research.