Los operadores de cruceros que cotizan en la Bolsa de Valores de Nueva York están aún lejos de ver el muelle, pues el precio de sus acciones siguen estando más de 50% lejos de sus máximos históricos, pese al repunte que han tenido tras la pandemia del Covid-19.

Los papeles de Carnival Corp, que cotizan en 26.17 dólares en la Bolsa de Nueva York, está 65.48% por debajo de su precio máximo de 75.81 dólares, nivel alcanzado en abril de 1998, y aunque a lo largo de los años regresó a los 70 dólares, la pandemia lo llevó a un mínimo histórico de 7.97 dólares el 2 de abril de 2020.

Desde ese entonces, la emisora se ha recuperado 228.4%, sin embargo, sus operaciones en el mercado de valores parecen aún bastante lejos de un nuevo máximo.

Por su parte, los títulos de Norwegian Cruise Line, aún cotizan 56.20% por debajo de su máximo histórico de 63.76 dólares, registrados el 2 de noviembre de 2015. Actualmente operan en un precio de 27.93 dólares en Wall Street.

Aunque la recuperación tras tocar su mínimo de 7.77 dólares, el 18 de marzo de 2020, ha sido de 259.5%, la operadora de cruceros no se ha levantado en el mercado de valores.

Royal Caribbean Cruises está 31.90% debajo de su máximo histórico de 135.05 dólares del 17 de enero de 2020, ya que a la fecha opera en 91.97 dólares. Esta compañía es la que se encuentra más cercana a un nivel máximo en comparación con sus homólogas en Wall Street.

La empresa alcanzó un precio mínimo de 22.33 dólares el 18 de marzo de 2020, lo que significa una recuperación de 311.9% desde dicha fecha, aunque llegó a tocar los cinco dólares por acción en el 2008.

Cipactli Jiménez, inversionista privado, comentó que “el repunte que tuvieron los operadores de cruceros tiene que ver con el hecho de que hay mucha liquidez en el mundo, lo que estimula el gasto entre la población. Sin embargo, la recuperación depende de la capacidad que puede tener el consumidor para poder realizar compras de lujo”.

Aclaró que: “el mercado en general ha superado el pánico a la pandemia y todas las empresas repuntaron desde sus mínimos alcanzados en marzo del 2020. En el caso de los cruceros, aún están lejos de encontrar ese equilibrio en que estaban antes de la crisis sanitaria, porque aún no hay normalidad en el consumo de las personas y en la inmunidad de la población”.

El especialista añadió que antes de la pandemia por Covid-19 la industria de cruceros era un sector sólido, “tanto que logró superar un evento como la pandemia. Con reportes financieros positivos, que iban generando valor a los accionistas trimestre con trimestre y año con año”.

Según los estudios de la Asociación Internacional de Líneas de Cruceros (CLIA,por sus siglas en inglés), las compras directas de los operadores de cruceros y sus pasajeros suman casi 20,000 millones de dólares en promedio al año en Estados Unidos, hasta antes de la pandemia. Además, dicha cifra generaba más de 330,000 empleos que representaban 15,200 millones de dólares en salarios.

Amín Vera, subdirector de Análisis Económico en Black Wallstreet Capital, destacó que “el sector de cruceros, a diferencia de las aerolíneas, tiene fundamentales financieros sólidos, ya que desde antes tenía un stock de efectivo los suficientemente grande, es decir, era el efectivo en caja necesario para cubrir todos sus costos fijos por tres años sin tener que transportar ningún pasajero”.

Agregó que “los cruceros no se van a recuperar hasta que no se alcance un equilibrio, por cuestiones de que aún no hay vacunas para los menores, los rebrotes de la variante Delta, y otros factores que los han tenido detenidos”.

Perspectivas

En lo que va del 2021, las firmas de cruceros han mostrado mayor estabilidad en sus acciones, como Royal Caribbean, con un rendimiento de 21.40% y un valor de mercado de 23,093 millones de dólares

Los títulos de Carnival Corp avanzan 17.82% en el año, con lo que acumula un valor de mercado de 24,852 millones de dólares.

La más rezagada ha sido Norwegian Cruise Lines con un 7.51% de incremento en lo que va del presente año y una capitalización de 10,116 millones de dólares hasta este miércoles.

Cipactli Jiménez mencionó que “aunque sí pertenecen al sector turismo, las firmas de cruceros las clasifico personalmente en el sector de consumo de artículos de lujo, ya que no es una compra que se realice recurrentemente”, lo que también modifica las perspectivas de recuperación.

Amin Vera comentó que “un riesgo que hay para el sector turismo en general es que, cuando haya pasado el caos por la pandemia, se genere un cambio estructural, en donde no regrese el mismo número de turistas que generalmente había”.

“Tal vez en el corto plazo se alcance la inmunidad en todo el mundo, sin embargo, las condiciones financieras sean diferentes, tal vez ya no haya tanta liquidez y comiencen a subir las tasas de interés de la Reserva Federal de Estados Unidos, lo que movería las preferencias de los inversionistas y bajaría el consumo”, dijo Cipactli Jiménez.

Los analistas coincidieron en que la plena recuperación para los cruceros se dará de entre dos a tres años, y auguraron que el 2022 será complicado para los mercados financieros en general.

ariel.mendez@eleconomista.mx