La perspectiva de los mercados emergentes en el primer trimestre del 2021 ha mejorado considerablemente frente al último trimestre del 2020, de acuerdo a inversionistas institucionales encuestados por el banco HSBC.

Sin embargo, según la tercera Encuesta trimestral de Sentimiento de Mercados Emergentes, realizada a 186 inversionistas, el Covid-19 todavía encabeza la lista de posibles reveses para los mercados emergentes, aunque el 61% de los encuestados cree que la recuperación de la economía mundial ya ha comenzado o comenzará en la primera mitad de este año.

En términos de inversiones, el 36% de los expertos espera poner más recursos a trabajar a corto plazo en países emergentes, en comparación con el 30% anterior.

Para los encuestados, Asia será la zona de mayor crecimiento en el primer trimestre del año, seguida por América Latina, donde destacan Brasil y México.

En lo referente al mercado de divisas la proporción de entrevistados que esperan una apreciación de las monedas de mercados emergentes frente al dólar estadounidense se duplicó, mientras que la preferencia por la deuda en moneda local se ha recuperado.

El sentimiento positivo hacia la renta variable ha dado otro salto: el 84% de los encuestados espera que la clase de activos suba en los próximos tres meses (67% en septiembre), mientras que el 75% cree que la renta variable de mercados emergentes superará a la de mercados desarrollados (55% en septiembre).

En el primer trimestre

Mayor apetito por riesgo

Desde una perspectiva regional, los inversionistas parecen estar más optimistas sobre los mercados de Asia y América Latina. De hecho, los últimos resultados de la encuesta de HSBC muestran que el 70% de los inversionistas tienen una posición de sobreponderación en Asia (en comparación con el 54% en septiembre), y el 66% tienen sobreponderación en América Latina (en comparación con el 36% en septiembre).

A estas regiones les siguen Europa Central y Oriental y África con 49 y 47%, respectivamente.

En el caso de América Latina, el 21% de los encuestados espera un crecimiento en el primer trimestre del 2021 frente al 14% en la encuesta de septiembre.

El sentimiento alcista también se reflejó en el nivel de riesgo que los inversionistas están dispuestos a asumir en la coyuntura actual. En una escala de 0 a 10, donde 0 es "sin riesgo" y 10 es el "mayor riesgo", el 63% de los entrevistados tiene un nivel de riesgo superior a 6, frente al 50% en septiembre. Aquellos con un nivel de riesgo entre 0 y 6 se sitúan en el 35% del total, sin puntuaciones de riesgo inferiores a tres.

Los inversionistas ven a Asia como la región con las perspectivas de recuperación más rápidas, ya que el 58% de los encuestados (frente al 62% en septiembre) espera una aceleración frente al 22% (frente al 15% en la encuesta anterior) que ven una desaceleración.

Los inversionistas están optimistas particularmente en China e India, donde el 35 y 29% de los respectivos encuestados esperan ver un crecimiento. También se mostraron optimistas sobre las perspectivas de crecimiento de Vietnam y Corea.

El equipo de Economía Global de HSBC recientemente realizó revisiones al alza de sus pronósticos de PIB para 2020-2022, esperando que la actividad económica de los mercados emergentes crezca 6.1% (5.6% anteriormente) después de una contracción estimada del 1.6% en 2020. La revisión al alza fue liderada por China e India, donde se espera que el crecimiento alcance el 8.5 y el 8.3% en 2021, respectivamente.

Hay  confianza en Latinoamérica

México y Brasil  manejan bien su deuda

Los inversionistas citaron a México (21% de los entrevistados), Brasil (16%) y China (15%l) como los tres principales mercados emergentes con un panorama más favorable en cuanto a la deuda en moneda local, aunque Brasil también sale en la lista de los tres primeros para los menos favorables.

En  deuda externa, Asia, una vez más, se destacó como la región con una perspectiva más favorable, según los participantes de la encuesta.

En este rubro, América Latina fue la región donde las expectativas fueron más optimistas y bajistas al mismo tiempo, con el 31% de los encuestados citando la región como la que tiene una perspectiva más favorable y el 28% con una menos favorable.

El 22% de los encuestados mencionó que China tiene las perspectivas más favorables en el mercado de deuda externa (frente al 31% en la encuesta anterior). Los inversionistas también mencionaron una perspectiva más favorable para México y Brasil.

En renta variable, la recuperación de la confianza en mercados emergentes creció entre los inversionistas, pues 84% de los encuestados (en comparación con el 67% de la encuesta anterior) espera que las inversiones en Bolsa de los mercados emergentes sea mayor durante los próximos tres meses. Del mismo modo, el 75% de los encuestados ve que las acciones de mercados emergentes superan a la de mercados desarrollados frente al 55% en la encuesta de septiembre.

Desde una perspectiva regional, Asia es el destino preferido, y el 62% de los encuestados considera que la región tiene una perspectiva más favorable, liderada por China (40% de los encuestados), Taiwán (22%) y Corea (22%).

Asia es seguida por Europa central y oriental y LatAm con 15 y 14%, respectivamente, aunque solo Brasil es visto como un mercado más favorable.

En el rubro de la inflación, América Latina y África, Asia y Europa Central y Oriental son las dos regiones donde el sentimiento sigue siendo negativo, ya que los inversionistas esperan una inflación más baja en China, Turquía, India y Rusia.

diego.ayala@eleconomista.mx