El cobre cerró en baja el miércoles luego de que el presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump, dio pocos indicios en una conferencia de cómo reforzará el gasto en infraestructura, decepcionando a algunos que esperaban tener una idea más clara de sus políticas.

El cobre subió más de 10% tras la victoria de Trump en la elección presidencial del 8 de noviembre debido a que su promesa de impulsar el gasto en infraestructura desató una ola de inversiones en materias primas industriales.

El cobre a tres meses en la Bolsa de Metales de Londres (LME) bajó 0.8%, a 5,714 dólares la tonelada, después de tocar un máximo intradiario a 5,788.50 dólares, su nivel más alto desde el 13 de diciembre.

Creo que los mercados esperaban más, por lo que quedaron decepcionados , dijo el analista de Société Générale Robin Bhar.

Agregó: Si (Trump) no va a reforzar el crecimiento a través del gasto fiscal, entonces es un poco decepcionante en comparación con las esperanzas que se habían construido tras su triunfo .

Sin embargo, el cobre sigue estando 3% arriba en lo que va del año, tras datos económicos chinos y globales que alentaron expectativas de una demanda firme del metal en el 2017, además de que temores por interrupciones en el suministro también han respaldado la subida de los precios.

En tanto, el zinc bajó tras el repunte del martes, aunque sigue sostenido por la preocupación sobre la oferta del metal. Cerró con una caída de 0.8%, a 2,699 dólares la tonelada, mientras que el plomo perdió 2.6%, a 2,134 dólares por tonelada tras ganar 6% en las dos ruedas previas.

El aluminio subió 0.5%, a 1,758 dólares la tonelada, mientras que el estaño cerró con pocos cambios a 21,150 dólares por tonelada. El níquel bajó 4.1%, a 10,180 dólares por tonelada.

[email protected]