Netflix revolucionó la forma de ver películas y se popularizó en todo el mundo por el contenido de su plataforma de visualización de películas y series por internet (streaming) por un pago mensual, y ahora cada vez más empresas quieren competir contra el gigante, desde Disney, Amazon y Apple en Estados Unidos, América Móvil en México. 

Las acciones del gigante de streaming Netflix han tenido un rendimiento sobresaliente de 124.96% en los últimos 3 años, y actualmente registra un total de 208 millones de suscriptores, sus acciones pasaron de 267.66 dólares el 31 de diciembre del 2018 hasta 602.13 dólares en que cotizan en la Bolsa de Valores de Nueva York actualmente. 

Apple, a través de su servicio de Apple TV, también participa en este mundo, en los últimos tres años ha ganado 322.75% en valor y cotiza en 161.84 dólares por acción, sin embargo, es una empresa que principalmente se dedica a la producción de equipos celulares y de cómputo y su éxito ha derivado de la fortaleza de sus ventas. 

Amazon, el gigante de comercio electrónico, ha diversificado su cartera de negocios y tiene el servicio de Amazon Prime video, en donde tiene contenido desde series hasta películas y documentales. Sus títulos se venden en 3,389.79 dólares y ha subido 125.69% en los últimos tres años. 

Walt Disney Company, una industria completa de producción de películas, juguetes y parques temáticos, lanzó su plataforma de streaming Disney+ y Star+ en conjunto, con 104 millones de suscriptores, actualmente cotiza en 146.22 dólares por acción y ha ganado 34.98% en los últimos tres años. 

Al contrario que América Móvil, con su servicio de Clarovideo, tiene un aumento de 49.76% en los últimos tres años y cotiza en 19.41 pesos por acción en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV). 

El mayor impulso para el mercado de streaming fue detonado durante la pandemia de Covid-19, pues la población permaneció en casa, incrementando el uso de tecnologías y plataformas de entretenimiento. 

“El 2020 fue un año excepcional, que implicó una coyuntura de crecimiento acelerado para las industrias de tecnología de la información, siendo las compañías de streaming unas de las grandes ganadoras”, comentó Carlos Hernández, analista senior de Masari Casa de Bolsa. 

Iván Santín Diaz, asesor en inversiones, agregó que “en el 2020 fue de auge para las empresas que se dedican al streaming, debido al encierro por la pandemia. No obstante, Netflix ya existía desde antes y le iba bien, aunque no tenía tanta competencia, y sin duda es el servicio por vencer de este mercado”. 

A pesar del posicionamiento de Netflix en el mercado, “es una empresa que sólo se dedica a esto, a hacer programas, documentales, series o películas”, dijo Santín. Mientras que las demás empresas tienen ingresos por otros servicios. 

En el caso de Amazon, su principal ingreso son las ventas en el comercio electrónico, para Apple es la comercialización de sus productos de alta gama, Disney tiene parques temáticos, e incluso Televisa tiene servicio de televisión y publicidad. 

Netflix se ha mantenido como líder principalmente por su catálogo diversificado y de alta calidad, no obstante, también busca incluir el negocio de los videojuegos a su portafolio. 

Santín mencionó que es una plataforma que está diversificando su negocio y que incluso es posible que en algún punto pueda incursionar en la industria musical y ser competencia de Spotify

Aunque los suscriptores comienzan a preocuparse por el último incremento en las tarifas de Netflix, “la participación de mercado podría bajar, sin embargo, las preferencias de los consumidores podrían estar mayormente influenciadas por la calidad de los servicios”, afirmó Carlos Hernández. 

“El aumento de precios en Netflix, en parte, también refleja el incremento de la inflación en el mundo, pero también se protege de una baja en el número de suscriptores si es que llegará a suceder”, concluyó Iván Santín. 

ariel.mendez@eleconomista.mx

kg