El precio de bitcoin, la primera criptomoneda y la mayor por capitalización, logró superar el límite psicológico de 10,000 dólares. Contra su nivel al cierre de 2019, de alrededor de 7,200 dólares, sus poco más de 10,320 dólares significan que, entre enero y lo que va de febrero, se ha apreciado 43.05 por ciento.

De los 44 días que han corrido en 2020 hasta el 14 de febrero, 26 han dejado un saldo positivo para la criptomoneda, que ha avanzado impulsada por su volatilidad intrínseca. “La situación del coronavirus ha sido un cisne negro, una sitación que nadie esperaba y que ayudó al presio a subir”, dijo Octavio Pacheco, trader de criptomonedas.

Pacheco afirma que luego de que la criptomoneda retrocedió a cerca de 3,000 dólares en 2019, los operadores han seguido un sistema de zonas de acumulación que se vio de nuevo al tocar el nivel de 6,000 dólares. Los más recientes eventos en China y su correlación con el oro han llevado a bitcoin a superar a otros mercados en 2020.

En lo que va del año, el índice Dow Jones, compuesto por las 30 empresas industriales más grandes de Estados Unidos, ha pasado de 28,538.44 puntos a 29,397.06 unidades, con una ganancia de 2.92 por ciento. El S&P 500, diversificado con 500 empresas, pasó de 3,230.78 unidades en 2019 a 3,380.16 puntos hoy (4.41 por ciento).

 

Apertura desde la SEC

El bitcoin no sólo avanza como un activo de refugio, como sucedió durante los momentos más complicados de la guerra comercial entre China y Estados Unidos, o como recientemente pasó con la crisis por el coronavirus en China. Su aceptación sube en las altas esferas de las finanzas internacionales, lo que hoy lo impulsa.

La Comisión de Bolsa y Valores de Estados Unidos (SEC), institución reguladora que ha sido uno de los mayores enemigos de este activo digital y que ha impedido el paso a diversos proyectos para recolectar valor por este medio, ha comenzado a abrirse a esta tecnología. Al menos así lo hizo ver Hester Pierce, oficial de la SEC.

Medios especializados en el mundo de las criptomonedas han atribuido parte de la reciente ola de compras a las palabras de Pierce, quien participó en el Congreso Internacional de Blockchain. Pierce propuso dar “tres años de gracia” a las empresas enfocadas en criptodivisas, a partir de su oferta inicia de moneda (ICO) para desarrollarse.

De acuerdo con Hester Pierce, este periodo daría a las startups una oportunidad para crear comunidad y poder enfrentar las dificultades que implican todas las exigencias regulatorias. Octavio Pacheco considera que esta apertura será descontada en el precio por el mercado, que puede impulsar su precio hasta los 13,000 dólares.

 

[email protected]

 

rrg