El beneficio de Samsung Electronics, el mayor fabricante de teléfonos móviles y tarjetas de memoria del mundo, cayó a la mitad en el segundo trimestre de 2019 por las dificultades en el mercado de los chips.

Los beneficios entre abril y junio de esta filial del conglomerado Samsung Group fueron de 5.18 billones de wones (unos 4,380 millones de dólares), un 53% menos que en el mismo periodo del año anterior, indicó la compañía en un comunicado.

"La debilidad y las caídas del precio en el mercado de los chips de memoria persistieron (...) a pesar de la recuperación limitada de la demanda", indicó.

El sector de los teléfonos móviles se vio lastrado "por el freno de las ventas de los principales modelos y los gastos de marketing", añadió el comunicado.

Los resultados del gigante surcoreano llegan horas después de que Apple, uno de sus principales rivales, anunciara resultados mejores de los esperados gracias a la venta de servicios, que compensaron el freno de ventas de teléfonos iPhone.

erp