La empresa Amero-Isatek formalizó la compra de un terreno en Cabo Pulmo, Baja California Sur, en el Mar de Cortés, a un precio de 280 millones de dólares, pagado con la criptomonedas Ameros. Se trató de la operación inmobiliaria más grande en la historia realizada con monedas virtuales.

El CEO de la compañía, Alfonso Jiménez, afirmó que el terreno, que consta de 1,400 hectáreas, cuenta con seis kilómetros de playa y se ubica en una zona conocida como el acuario del mundo, por su gran biodiversidad.

El directivo expresó que ahora "el ecosistema más antiguo del continente" estará resguardado por el Amero, cuyo enfoque es 100% ecológico. El convenio ya fue firmado y en los próximos días la empresa subirá imágenes de la compraventa a su portal de internet.

El pasado 21 de febrero se firmaron los compromisos de compraventa por un monto de 280 millones de dólares equivalentes a 17 millones 733 mil Ameros, a través de la inmobiliaria Topkey. “Estamos haciendo los contratos inteligentes con base a los acuerdos, respaldados en nuestra propia blockchain”, dijo Jiménez.

Destacó que ha habido operaciones de compraventa de inmuebles en el mundo pagadas con criptomonedas en países como Argentina, España y otros de Europa, pero ninguna ha llegado a estos montos. “Es un récord de adquisiciones”, reiteró.

Venta de Ameros

El directivo informó que la empresa firmó un convenio con Eme.pe, una empresa de publicidad a través de panorámicos tradicionales y digitales para comprar unidades del criptoactivo. “Nos compraron Ameros para una campaña de 7 millones de pesos”, dijo.

Recordó que el pasado 4 de marzo el Banco de México (Banxico) presentó una regulación que rompe con los acuerdos de la Ley Fintech y ahora habrá algunas reuniones y mesas de trabajo para ver si pueden cambiar la perspectiva del banco central, aunque a la empresa aún no le afecta esa reglamentación.

El directivo afirmó que la intención de la empresa es permanecer en México, si las leyes así lo permiten. En caso contrario, migraría a a Suiza para estar legalmente constituida "en un país que entiende el tema”.

"Vamos a demostrar que el Amero es un instrumento tecnológico financiero funcional y con base a eso vamos a  trabajar bajo la ley mexicana. Vamos a ser una de las pocas criptomonedas en el mundo y vamos a avanzar en el país donde fuimos creados”, añadió.