Debido al anuncio de que Charlie Sheen es VIH positivo, se habló de cómo esto afectaría la carrera del actor y también generó noticias sobre las reacciones de sus ex novias. Pero después de los comentarios de Sheen sobre cómo fue chantajeado por tipos desagradables e insípidos ( Me estoy imaginando prostitutas , Matt Lauer lo aclaró para los espectadores) sobre su diagnóstico, sus defensores esperan que el anuncio pueda llamar la atención sobre un mayor riesgo para profesionales del sexo de contraer VIH y también desestigmatizar algunos de los mitos que rodean a esta condición.

Durante una entrevista a mediados de noviembre, Sheen enmarcó la situación diciendo que se vio obligado a revelar su diagnóstico, ya que estaba siendo extorsionado por 10 millones de dólares. Lo que la gente olvida es que es dinero que están tomando de mis hijos , dijo Sheen. Ellos piensan que soy sólo yo, pero tengo cinco hijos y una nieta , comentó.

NOTICIA: Charlie Sheen revela que tiene VIH

¿Es cierto que al menos en una ocasión una prostituta visitó tu casa, y después de un encuentro sexual entró a tu cuarto de baño y con un teléfono celular tomó una imagen de tus medicamentos antirretrovirales? , preguntó Lauer.

Sí. Esto fue después de que yo le dijera ‘Gracias por tu tiempo. No vamos a volver a vernos’ , explicó Sheen.

Las citas de Sheen se han diseccionado durante la semana posterior a la entrevista. Los defensores de los derechos de los trabajadores sexuales dicen que faltó hablar sobre las dinámicas de poder cuando una persona con VIH solicita este tipo de servicios. Incluso si un cliente con VIH revela la enfermedad (y no está claro con qué frecuencia ocurre esto en realidad), muchos trabajadores de la industria del sexo no tienen la libertad para negociar o simplemente salir de la situación. Las razones van desde la coerción física y legal hasta la necesidad financiera.

Eso es lo que es realmente difícil de escuchar [de] alguien con tanto poder como Charlie Sheen especialmente a nivel financiero al reclamar que estaba siendo la víctima de un chantaje , dijo Lindsay Roth, directora ejecutiva del Proyecto Safe con sede en Filadelfia, y ex presidenta del Proyecto de Alcance a Trabajadoras Sexuales. La realidad es que, cuando se trata de una trabajadora sexual, ella está realizando un trabajo donde no tiene derechos legales y humanos , añadió.

NOTICIA: Charlie Sheen, entre la debacle y el éxito

Con los años, ha habido muchos estudios sobre el riesgo extremo de contraer VIH para los profesionales del sexo: el Centro para el Control y Prevención de Enfermedades se refiere a la prevención del VIH para los trabajadores sexuales como un esfuerzo crítico para la salud pública . Pero hay desafíos para dicha prevención, desde la condición socioeconómica (las personas que tienen poco acceso a la atención médica) a la relación desigual entre los trabajadores sexuales y sus clientes, que conduce al uso inconsistente del preservativo. Además, el trabajo sexual es a menudo criminalizado hasta el punto en que puede ser difícil conseguir la anticoncepción y buscar salud o recursos legales.

Los expertos advierten que realmente no se puede generalizar la experiencia profesional del sexo, porque es una industria gigantesca, desde el mundo del cine para adultos, a los clubes de strippers o las personas que trabajan en la calle. Y si alguien se enfrenta a un cliente con VIH positivo que da a conocer su diagnóstico, técnicamente cada trabajador puede decidir si quiere proceder, a pesar de que no siempre es fácil.

En una situación en la que una trabajadora sexual está en control de su ambiente de trabajo, sus necesidades de salud y seguridad, y está trabajando en buenos términos mientras está en control, absolutamente pueden exigir que un cliente utilice protección , dijo Crystal Deboise, directora del Proyecto de Trabajadoras Sexuales en el Centro de Justicia Urbana. Una de las habilidades profesionales que las trabajadores sexuales tienen es ser capaces de negociar los límites y las condiciones de trabajo fuera de las normas y reglamentos establecidos , aseveró.

NOTICIA: Charlie Sheen, fenómeno en Twitter

Aun así, agregó, la criminalización de los trabajadores sexuales significa que sigue siendo extremadamente difícil buscar seguridad si un cliente es persistente o violento , o tienen un proxeneta que insista en que tengan relaciones sexuales sin protección.

Penelope Saunders, coordinadora del Proyecto de Política para Mejores Prácticas, dijo que hay una idea errónea de que los trabajadores sexuales no saben lo suficiente para ayudar a prevenir contra enfermedades como el VIH.

Los trabajadores sexuales tienden a ser más educados acerca de temas relacionados con la sexualidad, lo que los convierte en expertos , dijo. La visión estigmatizadora es que no tienen el conocimiento y no están conscientes de ello. En términos generales, los trabajadores sexuales saben mucho sobre estos temas , destacó.

Saunders también espera que Sheen traiga este tema a colación para crear conciencia sobre el estigma que rodea al VIH en general, en la medida en que el programa Today se aseguró de mencionar que las personas con VIH positivos con cargas virales indetectables que son tratados y usan protección tienen un muy bajo riesgo de transmitir el virus. Sin embargo, eso es todavía un hecho desconocido para muchas personas.

Estados Unidos tiene una muy mala respuesta a la cuestión del trabajo sexual y el VIH, y espero que esta discusión pueda traer la atención de la gente , dijo Saunders.

Pero no importa si se trata de una trabajadora sexual o una persona casada que no se dedica al trabajo sexual, cualquiera que sea la situación, hay tan poca información sobre el VIH que la mayoría de las personas lo siguen viendo como una sentencia de muerte , detalló.

En general, los defensores saben que, si bien el reflector inicial está en Sheen, los espectadores reconocen que las personas desagradables a quienes se hizo referencia en la entrevista de Today aún tienen derechos. Y a pesar de que Sheen insistió en que él le ha informado a cada pareja sexual que tiene VIH, a algunos trabajadores en situaciones similares de cualquier manera no se les da una opción.

Para Charlie Sheen el simple hecho de revelar tu estado de salud a alguien permite que esa persona pueda protegerse a sí misma de la mejor manera posible, pero ése no siempre es el caso , dijo Celia Fisher, directora del Centro para la Educación Ética y la Prevención del VIH de la Universidad de Fordham. Ellos pueden no tener el poder económico o social para decir que no , enfatizó.

Emily Yahr escribe sobre cultura pop y entretenimiento para The Washington Post.