Brasilia. El presidente brasileño, Michel Temer, ordenó movilizar al Ejército para proteger la frontera con Venezuela y anunció su intención de buscar apoyo internacional para enfrentar la crisis en ese país, que “amenaza la armonía” de América del Sur.

“Vamos a buscar el apoyo de la comunidad internacional para adoptar las medidas diplomáticas que resuelvan ese problema, que ya no es de política interna de un país, pero que avanzó por la frontera de varios países y amenaza la armonía de todo nuestro continente”, afirmó Temer en una declaración televisiva desde el palacio presidencial de Planalto. Venezuela enfrenta “una trágica situación que hoy afecta a casi toda América del Sur”, dijo el mandatario, en referencia a los cientos de miles de venezolanos que huyen de su país, incluyendo decenas de miles que llegan a Brasil por el estado amazónico de Roraima.

“No es sólo Brasil que sufre las consecuencias, sino también Perú, Ecuador, Colombia, varios países de América Latina”, agregó, al anunciar el decreto de movilización de las Fuerzas Armadas a esa región.

“Brasil respeta la soberanía de los Estados, de las naciones, pero tenemos que recordar que sólo es soberano un país que respeta y cuida de su pueblo. La soberanía en cualquier lugar del mundo es del pueblo”, proclamó.

El decreto presidencial autoriza “el uso de las Fuerzas Armadas para la Garantía de Ley y de Orden, en el periodo del 29 de agosto al 12 de septiembre del 2018”, en las áreas norte y este, así como en las carreteras federales del estado de Roraima.

Almagro hace llamado

Por su parte, el secretario general de la OEA, Luis Almagro, abogó por que los países de América Latina apliquen sanciones contra el gobierno venezolano, al que tilda de “dictadura”.

“La prioridad para Venezuela es que los países latinoamericanos apliquen sanciones, y más sanciones de la Unión Europea y Estados Unidos”, dijo el titular de la Organización de Estados Americanos (OEA) a periodistas en Santo Domingo, al margen de un foro sobre partidos políticos organizado por el Parlamento Centroamericano.