Nueva York. La pandemia del coronavirus en Venezuela, con un sistema de salud colapsado y la mayoría de la población sin acceso continuo a agua y jabón, es un peligro para toda la región si no es controlada, alertó una alta funcionaria del departamento de Estado estadounidense.

“La situación en Venezuela es extremadamente nefasta (...) Si Venezuela no puede hacer frente al Covid-19, en el futuro éste irá a Brasil, Colombia y la región circundante como estamos viendo con la crisis de refugiados”, aseguró Carrie Filipetti, subsecretaria de Estado para Cuba y Venezuela, en una videoconferencia.

“Veremos una expansión de la pandemia del Covid-19 en la región, si no a nivel global, si Venezuela como país no puede enfrentar la crisis”, anticipó la diplomática en una conferencia virtual organizada por el Consejo de las Américas.

Según Filipetti, el país cuenta apenas con 84 camas en unidades de terapia intensiva para una población de unas 30 millones de personas.

“Esto significa que en el minuto en que Venezuela llegue a más de 1,500 casos, no tendrá la capacidad para manejar esta crisis”, sostuvo la funcionaria.

Además, 44% de los hospitales no tiene electricidad de manera continua y 66% no tiene agua corriente las 24 horas, indicó; 64% carece de equipamientos de rayos X y 90% no tiene protocolos para cuidados respiratorios frente al virus.

“No hay información real de cuán serio es esto para Venezuela”, indicó la diplomática en referencia al contagioso coronavirus que ya ha matado a más de 22,000 personas en el mundo.

En medio de la crisis, Maduro recetó también un supuesto antídoto para el virus que se fabrica con miel, malojillo, jengibre y limón, entre otros ingredientes herbales.