De forma progresiva la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) emitirá el nuevo pasaporte electrónico a lo largo del país y en sus consulados en el exterior. Con esta medida se suma a la lista de los 15 países en el mundo que ya lo expide.

Tras dos años de trabajo se buscó otorgar un documento de identificación con mayores medias de seguridad y que goce del reconocimiento internacional, destacó el secretario Marcelo Ebrard en la entrega del primer nuevo pasaporte mexicano.

“El nuevo pasaporte dificulta la suplantación de identidad de las personas y proyecta a nivel internacional la imagen de México (…) El pasaporte electrónico no implica la desaparición del físico, quizá en un futuro pudiera llegar a ser, pero hoy no es así”, dijo el canciller.

El documento de identificación seguirá siendo impreso en libretas físicas, contará con un holograma de última generación, un chip que contiene todos los datos biométricos del portador, así como una hoja de policarbonato para evitar alteraciones y hacer difícil una falsificación.  

“Quiere decir que la forma en que está hecho, toda la información que alimenta a ese pasaporte, está digitalizada y es verificable y tiene procesos complejos para llegar ahí. Es decir, ya no son pasaportes integrados por diferentes procesos manuales solamente, sino más bien por procesos digitalmente verificados. Entonces esto hace que tenga más confiabilidad, que sea más seguro”, agregó.

De manera adicional, en el caso de los pasaportes de menores de edad, se añade una impresión en la primera hoja de papel a color, que contiene la información de quien ejerce la patria potestad sobre el menor de edad. 

“Es el primer documento oficial en presentar dicha información, y protegerá correctamente, adecuadamente, plenamente a las y a los menores, pero también a las personas que tengan discapacidad, que no pueden valerse por sí mismas, ya que quien tenga la tutela podrá aparecer aquí”, destacó.

kg