La CIA alertó al FBI sobre la existencia de un patrón de contactos entre funcionarios rusos con el equipo de campaña de Donald Trump. Lo anterior lo confesó John Brennan, exdirector de la CIA en el periodo 2013-2017.

Brennan visitó el Senado para testificar ante el Comité de Inteligencia de la Cámara. Sus comentarios arrojan un rayo de luz sobre el profundo archivo sobre la trama Trump-Rusia.

Quien ocupara el asiento principal de la CIA externó su preocupación de que el equipo de Trump se sometiera a una serie de manipulaciones de los servicios de Inteligencia rusos, como parte de una campaña encubierta para influir en los resultados de las elecciones.

Me preocupaba la serie de contactos que los rusos sostenían con personas estadounidenses , dijo Brennan, agregando que no vio pruebas de connivencia entre Trump y los rusos antes de dejar el cargo el 20 de enero, pero sintió que la investigación del FBI estaba bien fundamentada .

Si bien es cierto que Brennan no encontró elementos de una supuesta vinculación sí fue enérgico sobre la injerencia rusa en las elecciones. Debe quedar claro para todos que Rusia descaradamente interfirió en nuestro proceso de elección presidencial del 2016 , dijo Brennan en un momento de su participación, uno de los varios momentos en los que sus palabras parecían ser dirigidas directamente contra el presidente.

Trump se ha negado a aceptar la conclusión unánime de las agencias de Inteligencia de Estados Unidos con respecto a que Rusia robó miles de correos electrónicos sensibles de la campaña de Hillary Clinton y realizó una campaña viral sobre noticias falsas.

Legisladores republicanos buscaron en todo momento que Brennan enfatizara que él no tiene pruebas sobre los supuestos vínculos entre Trump con Rusia.

Brennan sólo dijo que a su salida de la CIA se quedó con preguntas sin resolver .