El gobierno del presidente Michel Temer es más recordado por las noticias sobre la corrupción que por lo que ha hecho en materia de seguridad en Río de Janeiro, revela la encuesta de CNI / Ibope.

La encuesta pregunta a los ciudadanos qué tipo de noticia es la que más recuerda de la gestión del actual presidente; sin mencionar algún ejemplo en concreto, 10% mencionó la corrupción del gobierno.

En septiembre pasado, el entonces fiscal general de Brasil, Rodrigo Janot, presentó dos pedidos de acusación contra el presidente Michel Temer, como presunto “líder de organización criminal” y por tentativa de “obstrucción a la justicia”.

Janot ya había acusado en junio a Temer de “corrupción pasiva”, pero la Cámara de Diputados, donde tiene una confortable mayoría, había rechazado encaminar su pedido a la corte suprema, única habilitada para juzgar a un mandatario.

El levantamiento de la encuesta ocurrió entre el 22 y 25 de marzo, por lo que no asimiló el posible impacto de varios encarcelamientos de aliados de Temer el día 29, durante la Semana Santa, en el ámbito de la conocida Operación Skala. En ella, dos amigos del presidente brasileño, un exministro y un empresario, fueron detenidos por la Policía federal por posible corrupción en la renovación de una concesión portuaria aprobada por decreto del mandatario.

Entre los encuestados, 4% recordó la operación Lava jato, mientras que 1% mencionó a la recuperación de la economía entre las principales noticias recordadas.

Seguridad pública

Según la encuesta, 14% aprueba las políticas de Temer en relación a la seguridad pública, mientras que 84% lo reprueba. Otro

2% no sabe o no responde la pregunta. Ésta es la primera encuesta tras la decisión que tomó Temer de intervenir con la policía federal el área de Sao Paulo.

En comparación con los índices de diciembre, cuando se realizó la encuesta anterior, hubo una ligera mejora en el actual levantamiento. En aquel entonces, 11% aprobaba la política de seguridad de Temer en la seguridad y 86% la reprobaba.

La encuesta muestra que 13% aprueba la política del presidente contra el desempleo, mientras que 85% la desaprueba. No sabe o no responde 2 por ciento.