El Papa Francisco pidió perdón el lunes 25 de enero a los protestantes y a los fieles de otras iglesias cristianas por la persecución de los católicos, en una jornada en la que el Vaticano anunció que este año visitará Suecia para conmemorar el inicio del aniversario 500 de la Reforma impulsada por Martin Lutero.

NOTICIA: Papa hospeda a mujer que dio a luz en la calle

En un servicio anual en la Basílica de San Pablo de Roma, en el que participaron representantes de otras religiones, el Sumo Pontífice pidió "perdón por el comportamiento poco evangélico de los católicos a los cristianos de otras iglesias". También pidió a los católicos que perdonen a quienes los persiguieron.

El Vaticano anunció que Francisco tiene previsto participar en un servicio conjunto católico-luterano el 31 de octubre en la ciudad de Lund, en el sur de Suecia. Lund es el lugar donde la Federación Luterana Mundial fue fundada en 1947.

NOTICIA: Papa, preocupado por ensayo de Corea del Norte

Lutero, un alemán, comenzó la Reforma Protestante en 1517 con la escritura de 95 tesis criticando a la Iglesia Católica por la práctica de las indulgencias.

Esto llevó a un cisma violento, a veces político en todo Europa con el Cristianismo, desatando entre otras cosas la Guerra de los Treinta Años, la destrucción de monasterios ingleses y la quema de numerosos "herejes" de ambos lados.

Los católicos tradicionalistas ya han acusado a Francisco de hacer demasiadas concesiones con los luteranos, particularmente una "plegaria común" que ambas religiones realizarán durante las conmemoraciones del 2017. Dicen que elogia excesivamente a Lutero, quien fue condenado como un hereje y excomulgado.

NOTICIA: La madre Teresa de Calcuta será canonizada en 2016

Sin embargo, Francisco ha hecho del diálogo con otras religiones una de las marcas de su Papado y el anuncio coincidió con el fin de la Semana anual de Oración por la Unidad de los Cristianos.

El Papa ya ha visitado una iglesia luterana en Roma, la comunidad protestante Waldesiana en el norte de Italia, y la sinagoga de Roma. Este año tiene previsto convertirse en el primer Papa en visitar la mezquita de la capital italiana.

rarl