Ciudad de México. El presidente Andrés Manuel López Obrador se mostró a favor de ofrecer asilo político en nuestro país a Julian Assange, fundador de Wikileaks, además de buscar que se le indulte después de que la justicia de Reino Unido negara su extradición a Estados Unidos.

"Estoy a favor de que se le indulte. No sólo eso, voy a pedirle al secretario de Relaciones Exteriores que haga los trámites correspondientes para que se solicite al gobierno del Reino Unido la posibilidad de que el señor Assange quede en libertad y que México le ofrece asilo político", informó el mandatario en su habitual conferencia matutina desde Palacio Nacional.

Al calificar como un triunfo de la justicia del Reino Unido la negativa de una jueza para extraditar al fundador de WikiLeaks, acusado por el gobierno estadounidense de espionaje por haber publicado miles de documentos secretos, el mandatario mexicano defendió que nuestro país cuenta con una tradición de otorgar asilos políticos, además de ser un derecho de Julian Assange.

"Significa el derecho de asilo y nuestra tradición, que es protección, pero al mismo tiempo también la responsabilidad de cuidar que el que recibe el asilo no intervenga, no interfiera en asuntos políticos de ningún país, nosotros estaríamos en condiciones de ofrecer este asilo".

Y felicitamos a la justicia del Reino Unido por la decisión que se tomó hoy, más que allá fue por la madrugada, pero fue una muy buena decisión. Entonces, perdón al señor Assange, indulto y asilo en México. Nosotros le damos protección, vamos a hacer esa gestión", reiteró.

Al cierre de esta edición la cancillería mexicana no ofreció más detalles ni respondió a las solicitudes de la prensa.

Riesgo de suicidio

La magistrada británica del Tribunal Penal Central de Londres (conocido como Old Bailey) Vanessa Baraitser rechazó el lunes la extradición de Assange a Estados Unidos, donde se enfrentaría a penas de hasta 175 años de cárcel, al considerar que, de hacerlo, éste podría suicidarse.

"Considero que el estado mental del señor Assange es tal que sería opresivo extraditarlo a Estados Unidos", afirmó la jueza. Y aceptó que "la salud mental del señor Assange se deterioraría motivándolo a cometer suicidio llevado por la 'determinación obsesiva' de su trastorno de espectro autista".

Estados Unidos tiene 14 días para recurrir el fallo, mientras los abogados del activista solicitarán su libertad inmediata bajo fianza.

Assange, de 49 años, lleva 20 meses recluido en la cárcel londinense de Belmarsh desde su espectacular detención en abril del 2019 en la embajada de Ecuador en el Reino Unido, donde vivió refugiado siete años.

Assange y WikiLeaks se hicieron famosos en el 2010 a raíz de la publicación de unos 700,000 documentos militares y diplomáticos confidenciales que pusieron a Estados Unidos en aprietos.

Washington lo acusa de haber puesto en peligro la vida de sus informantes con la publicación de los documentos secretos sobre las acciones militares estadounidenses en Irak y Afganistán, que revelaron actos de tortura, muertes de civiles y otros abusos.

El Departamento de Justicia de Estados Unidos calificó como decepcionante el rechazo de extradición de Assange.

(Con información de AFP)

maritza.perez@eleconomista.mx