San Juan. Cientos de miles de personas marchan este lunes para exigir la renuncia del gobernador de Puerto Rico, Ricardo Rosselló, en el décimo día de protestas acicateadas por artistas como Ricky Martin, Bad Bunny y Residente, a raíz del llamado Chatgate.

El asediado líder puertorriqueño se ha negado a renunciar después de más de una semana de crecientes protestas en la capital del territorio estadounidense. Ricardo Rosselló, de 40 años y demócrata, dijo el domingo que no buscará la reelección en el 2020 y dejaría su cargo como jefe del partido.

Pero el anuncio no sirvió para aplacar a los puertorriqueños, que se han indignado por los mensajes de un chat grupal filtrados, en los que Rosselló y sus colaboradores más cercanos denigraron a sus oponentes, insultaron a las personas y a los homosexuales, se burlaron de los muertos del huracán María y revelaron un posible comportamiento criminal por parte de su gobierno.

Los manifestantes ocuparon desde la mañana el expreso Las Américas —la principal avenida de San Juan—, en la mayor manifestación contra Rosselló desde que comenzaron las protestas hace 10 días.

Encabezando la procesión, Ricky Martin ondeaba una bandera del orgullo gay. “El pueblo te lo pide, has jugado con los sentimientos, has jugado con la salud mental del pueblo”, dijo el cantante en el podio, dirigiéndose a Rosselló bajo el fuerte aguacero.