El presidente de la comisión de inteligencia de la Cámara Baja de Estados Unidos se retirará temporalmente de la investigación sobre la intromisión de Rusia en las elecciones estadounidenses. El legislador Devin Nunes, republicano por California, hizo el anuncio en momentos en que reina el desorden en la comisión.

La credibilidad de Nunes para conducir la investigación quedó hecha añicos el pasado mes, cuando recibió información que consideró que sustentaba la denuncia de Trump sobre el supuesto espionaje que ordenó el presidente Obama a la torre Trump, pero en vez de informar a la comisión, se apresuró a informar al presidente sobre lo ocurrido.

Nunes quedó en el centro de la tormenta, ya que la investigación que conducía en la comisión supuestamente tenía a Trump como uno de los blancos de las pesquisas, y por lo tanto no podría haberlo mantenido informado de nuevos detalles.

Para empeorar la situación, trascendió que esa información que aparentemente confirmaba la denuncia de Trump contra Obama había tenido origen en funcionarios del segundo y tercer escalón del propio gobierno de Trump.

Varios grupos de activistas de izquierda han presentado acusaciones en mi contra en la Oficina de Ética Legislativa , dijo Nunes en un comunicado. Las acusaciones son totalmente falsas y obedecen a motivos políticos y se las formula en momentos que el pueblo estadounidense empieza a conocer la verdad sobre el desenmascaramiento indebido de las identidades de ciudadanos estadounidenses y otros abusos de poder .

La decisión de Nunes podría interpretarse como una victoria para los demócratas, que claman por una comisión independiente que investigue los posibles vínculos de Rusia con la campaña de Trump. Señalan en particular dos visitas de Nunes a la Casa Blanca una anunciada, la otra no como prueba de que su lealtad a Trump es más fuerte que su compromiso con una investigación bipartidista.

El demócrata de mayor jerarquía de la comisión, Adam Schiff de California, agradeció a Nunes su decisión de apartarse.

Tenemos una nueva oportunidad de avanzar en la forma unificada y apartidista que requiere una investigación de semejante gravedad , afirmó.

Como partido mayoritario en la Cámara de Representantes, el republicano conservará la presidencia de la comisión. El representante Mike Conaway, de Texas, con ayuda de Trey Gowdy, de Carolina del Sur y Tom Rooney, de Florida, estarán interinamente a cargo de la investigación, comentó el presidente de la cámara, Paul Ryan.

Nunes añadió: Seguiré cumpliendo con mis otras responsabilidades como presidente de la comisión y pido hablar con la Comisión de Ética a la mayor brevedad para acelerar la desestimación de estas denuncias falsas .

Añadió que confía en que Conaway supervisará una investigación profesional de las acciones de Rusia y seguirá los hechos a dondequiera que conduzcan.

La investigación de las acciones de Nunes por la comisión de ética será encabezada por la republicana Susan Brooks, de Indiana, y el demócrata Ted Deutch, de Florida.