Joe Biden entró este miércoles 20 de enero caminando a la Casa Blanca acompañado de su esposa Jill, unas horas después de haber jurado como el 46º presidente de Estados Unidos.

Tras pasear en caravana en el vehículo presidencial por las calles casi vacías de Washington, detrás de una banda militar, Biden descendió del coche y recorrió a pie los últimos metros hasta la Casa Blanca escoltado por su esposa, sus hijos y nietos.

En su recorrido se detuvo a saludar a la alcaldesa de Washington, Muriel Bowser, y a dos niños que esperaban detrás de la barrera de seguridad.

Biden, de 78 años, juró el cargo ante el presidente de la Corte Suprema, John Roberts, en una ceremonia solemne delante del Capitolio de Estados Unidos, un acto marcado por la pandemia y por las fuertes medidas de seguridad tras la toma de ese edificio por simpatizantes de Donald Trump el pasado 6 de enero.

Antes de ir a la Casa Blanca, Biden y la vicepresidenta Kamala Harris visitaron el cementerio de Arlington para rendir homenaje a los militares caídos en una ceremonia en la que participaron los expresidentes demócratas Bill Clinton y Barack Obama y el exmandatario republicano George W. Bush.

kg