El presidente ruso Vladimir Putin criticó este martes lo que denominó "intentos" de "reescribir" la historia, al presidir en Moscú un acto de conmemoración del 70 aniversario de la liberación del campo de Auschwitz por tropas soviéticas.

"Cualquier intento de silenciar acontecimientos, distorsionar o reescribir la historia es inaceptable e inmoral" dijo en el Museo Judío de Moscú el presidente ruso, que no asiste en Polonia a la conmemoración de la liberación de Auschwitz junto a líderes occidentales.

erp