El gobierno francés decidió suprimir el voto electrónico en las elecciones legislativas del próximo mes de junio debido a la alta amenaza existente de que los resultados sean alterados.

En un comunicado, el ministerio francés de Asuntos Extranjeros justificó la medida en el nivel de amenaza extremadamente elevado de ciberataques que podría afectar al desarrollo del voto .

La decisión fue tomada sobre la base de las recomendaciones de expertos de la Agencia nacional de la seguridad de sistemas informáticos de Francia, precisaron las autoridades.

El pasado 15 de febrero, el canciller de Francia, Jean-Marc Ayrault, amenazó con adoptar sanciones contra Rusia o a cualquier país que intente interferir con ciberataques en las elecciones presidenciales francesas de la próxima primavera.

No aceptaremos ninguna injerencia de ningún tipo en nuestro proceso electoral, ni de Rusia ni de ningún otro Estado , advirtió el ministro galo de Asuntos Extranjeros.

Está en juego nuestra democracia, nuestra soberanía, nuestra independencia nacional , subrayó el jefe de la diplomacia francesa quien amenazó con castigar a los Estados que intenten desestabilizar el proceso electoral en Francia como presuntamente sucedió en Estados Unidos, de acuerdo con diversas denuncias.

El voto electrónico estaba reservado a los franceses que viven fuera del territorio continental francés en 11 circunscripciones electorales.

Las elecciones legislativas se celebrarán en junio de este año, luego de las elecciones presidenciales que tendrán lugar en abril y mayo y en las que tampoco estará permitido el voto electrónico.