La expresidenta de Corea del Sur, Park Geun-Hye, fue imputada oficialmente este lunes por soborno en el caso de corrupción que llevó a su destitución, indicaron los fiscales.

Park se enfrenta a acusaciones de soborno, coacción, abuso de poder y divulgación de secretos de estado, indicaron los fiscales en un comunicado.

"Hemos imputado formalmente a Park, con múltiples cargos que incluyen abuso de poder, coacción, soborno y divulgación de secretos de estado" señalaron los fiscales.

NOTICIA: Remueven a presidenta Park, dos muertos en protestas

La caída en desgracia de la expresidenta comenzó a mediados de 2016 cuando se reveló que su amiga y confidente Choi Soon-sil, que nunca ocupó ningún cargo oficial, aprovechó su influencia para conseguir que grandes compañías surcoreanas le pagaran millones de dólares.

El escándalo llevó a la Asamblea Nacional a destituir a la presidenta en diciembre con el fin de levantar su inmunidad y permitir así una investigación contra ella.

Park ha pedido disculpas repetidamente por el escándalo, pero niega haber cometido un delito.

Si la justicia determina su culpabilidad, Park puede ser condenada hasta a diez años de prisión, aseguran expertos en Derecho.

NOTICIA: Heredero de Samsung es inculpado por corrupción

El 9 de mayo se celebrarán elecciones anticipadas en las que Moon Jae-In, el exjefe del Partido Democrático, principal formación opositora, parte como favorito.

rarl