El gran aeropuerto internacional BER de Berlín abrirá el 31 de octubre, con nueve años de retraso y un coste muy superior a las previsiones iniciales, confirmó este martes el director general del proyecto.

"El BER abrirá el 31 de octubre de 2020. La capital alemana dispondrá finalmente de un aeropuerto que responda a las normas internacionales", declaró Engelbert Lütke Daldrup en una conferencia de prensa.

La terminal 1 de este aeropuerto, situado al sur de Berlín, abrirá a partir de esta fecha con el aterrizaje de los primeros aviones de Lufthansa y EasyJet. En esa fecha también se abrirán tiendas y una oficina de turismo.

El actual aeropuerto de Schönefeld, también al sur de la capital, se convertirá en la terminal 5. Otras terminales no abrirán hasta el próximo año debido a la disminución de la actividad debido a la epidemia de coronavirus.

La construcción de este aeropuerto, que se inició en 2006 y cuya finalización estaba prevista inicialmente para finales de 2010, se retrasó considerablemente debido a la negligencia y a graves errores de diseño. El coste de este nuevo aeropuerto, estimado inicialmente en 1,700 millones de euros (unos 1,980 millones de dólares), ascendió a 6,500 millones de euros (unos 7,572 millones de dólares).

Antes de la epidemia, con la explosión del turismo y las nuevas llegadas a la capital, el BER, situado a 25 kilómetros de la Puerta de Brandeburgo, ya se consideraba infradimensionado.

El aeropuerto de Tegel, en el noroeste de Berlín, cerrará sus puertas el 8 de noviembre tras un último vuelo de la compañía Air France a París.