Bogotá. El exsenador de derecha Iván Duque, delfín del exmandatario Álvaro Uribe y quien pretende modificar un histórico pacto de paz, será el próximo presidente de Colombia tras haber derrotado a la izquierda por amplio margen en la segunda vuelta.

En un salón donde Duque festejó su triunfo junto a sus partidarios, hubo un estallido de júbilo cuando se confirmó su triunfo ante el exguerrillero y exalcalde Gustavo Petro.

“No me da la gana una dictadura como la venezolana”, canturreaban algunos en medio de besos y abrazos. “¡Por fin volvimos después de ocho años!”, decían otros.

El nombre Uribe, que evitó aparecer con Duque en el último tramo de la campaña, desataba una euforia mayor.

A los 41 años, Duque se convirtió en el mandatario electo más joven y más votado en la historia moderna de Colombia con 10.3 millones de apoyos.

El hombre de confianza de Uribe cosechó 53.98% de los votos contra 41.81% de Petro, según el escrutinio de 100% de las mesas escrutadas.

Giro al acuerdo con las FARC

Duque anunció este domingo que realizará “correcciones” al histórico acuerdo de paz que desarmó y transformó en partido a la guerrilla FARC.

“Esa paz que añoramos, que reclama correcciones, tendrá correcciones para que las víctimas sean el centro del proceso para garantizar verdad, justicia y reparación”, dijo el mandatario electo en su primer discurso tras la victoria.

Aunque aseguró que cumplirá el “sueño” a las bases guerrilleras de desmovilizarse y de reincorporarse a la sociedad civil tras un conflicto armado de medio siglo en el que también han participado agentes estatales y paramilitares de ultraderecha.

“No existen en mi mente ni en mi corazón represalias, se trata de mirar hacia el futuro por el bien de todos los colombianos”, agregó Duque.

Petro reconoce el resultado

Gustavo Petro aceptó su derrota al decir: “Duque, aceptamos su triunfo, es el presidente de Colombia, no le vamos a pedir ministerios ni embajadas ni nada, hoy somos la oposición a ese gobierno”.

Santos y líderes felicitan al ganador

Bogotá. El presidente de la República Juan Manuel Santos reconoció la victoria del candidato del Centro Democrático, Iván duque, en la segunda vuelta presidencial y se comunicó con el ganador para felicitarlo y desearle suerte en el camino que inicia.

“Llamé a @IvanDuque para felicitarlo y desearle la mejor de las suertes. Le ofrecí toda la colaboración del gobierno para hacer una transición ordenada y tranquila”, escribió el actual mandatario de Colombia en su cuenta oficial de Twitter.

Santos terminará su segundo periodo presidencial el 7 de agosto, fecha en la cual se posesionará el nuevo gobierno, por lo que para esta fecha se espera que ya se haya dado esa transición de un gobierno al otro.

En Chile, el presidente Sebastián Piñera también hizo explícita su felicitación a través de Twitter: “Acabo de hablar con Iván Duque, flamante presidente electo de Colombia, con quien estoy seguro que trabajaremos hombro con hombro por la libertad, justicia y progreso del pueblo chileno y colombiano”.

El mandatario mexicano Enrique Peña Nieto escribió en su cuenta: “A nombre del pueblo y gobierno de México felicito a @IvanDuque por su elección como presidente de Colombia en una ejemplar jornada, expresión de la sólida democracia de ese país amigo”.

El peruano Martín Vizcarra hizo lo propio: “Mi felicitación y deseos de éxito a @IvanDuque (...) a quien expreso mi voluntad de desarrollar un trabajo estrecho para continuar fortaleciendo la sólida amistad”.

Amante del futbol, de las rancheras y de Silvio Rodríguez

De adolescente, Iván Duque no escondía sus aspiraciones de llegar a lo más alto de la política en Colombia: sus profesores y compañeros de escuela lo llamaban “my president”.

El abogado de cabello canoso es ahijado político del expresidente Álvaro Uribe y aspira a recuperar el poder para, según dicen, enderezar a un país que perdió el rumbo en seguridad, crecimiento económico e inversión social.

Sus amigos lo definen como una persona de buen humor, de risa fácil, que disfruta de la música cubana de Silvio Rodríguez, Pablo Milanés y Compay Segundo. En las reuniones sociales canta rancheras y vallenatos.

El amor por la política lo heredó de su padre, Iván Duque Escobar, un abogado que fue ministro de Minas y Energía y quien desde niño le cultivó el interés por la lectura y el debate.

A los siete años, el pequeño Iván declamaba de memoria los discursos del asesinado líder del Partido Liberal Jorge Eliécer Gaitán, en el que militaba su padre, y desde muy joven empezó a postularse en procesos electorales de su colegio. Incluso llegó a ganar un concurso de oratoria, según una de sus maestras.

Aunque se graduó de abogado, confiesa que su especialidad y pasión es la economía. Estudió Derecho Económico en la American University y Gerencia de Políticas Públicas en la Universidad de Georgetown.

Duque es amante del futbol y de grupos de rock como Led Zeppelin. Muchos dicen que Uribe regresa a gobernar.