Praga.- Un joven que portaba un arma de plástico disparó el viernes perdigones contra el presidente checo, Vaclav Klaus, quien no resultó herido.

El atacante, vestido con ropa de camuflaje, se acercó a Klaus durante una ceremonia de inauguración de un puente en Chrastava, un poblado 100 kilómetros al norte de Praga, mostraron imágenes de televisión.

El joven abrió fuego con un arma que dispara perdigones de plástico y que se utiliza en un juego llamado Airsoft, de estrategia y simulación militar parecido al paintball, dijo el canal Nova TV en su sitio de Internet.

El atacante, que disparó contra un brazo del mandatario, dijo a un reportero de Nova que el Gobierno era "ciego y sordo a los pesares del pueblo" antes de ser arrestado.

El joven llegó a acercarse a un metro del presidente y se alejó del lugar tras el ataque antes de ser detenido por la policía.

Klaus, de 71 años, cuyo segundo y final mandato termina en marzo, es una figura popular en el país europeo.

Pero sus duras críticas del euro, la integración a la Unión Europa y los esfuerzos para frenar el calentamiento global, además de su posición positiva respecto a Rusia, le han ganado algunos enemigos.

apr