Pekín.- El Ministerio de Relaciones Exteriores de China negó el jueves que a los diplomáticos estadounidenses en el país se les haya exigido que se realicen pruebas de hisopado anal para detectar Covid-19, luego de informes de medios de comunicación de que algunos se habían quejado del procedimiento.

El medio de comunicación estadounidense Vice citó el miércoles a un funcionario del Departamento de Estado diciendo que la prueba se realizó por error y que China había indicado que se detendrían tales pruebas a diplomáticos estadounidenses.

"Que yo sepa (...) China nunca ha exigido al personal diplomático estadounidense desplegado en China que realice pruebas de hisopado anal", dijo el portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores, Zhao Lijian, en una rueda de prensa diaria en Pekín.

En un correo electrónico a Reuters, un representante del Departamento de Estado dijo que estaba "comprometido a garantizar la seguridad de los diplomáticos estadounidenses y sus familias, preservando al mismo tiempo su dignidad".

Algunas ciudades chinas usaron muestras tomadas del ano para detectar posibles infecciones de Covid-19 en medio de brotes regionales antes de las vacaciones del Año Nuevo Lunar.

Las pruebas que usan hisopados anales pueden evitar infecciones, ya que los rastros de virus en las muestras fecales o los hisopos anales podrían permanecer detectables durante más tiempo que en las del tracto respiratorio, dijo a la televisión estatal Li Tongzeng, médico de enfermedades respiratorias en Pekín, el mes pasado.

Las pruebas de heces también pueden ser más efectivas para encontrar infecciones en niños y bebés, ya que sus desechos tienen una carga viral más alta que los adultos, dijeron investigadores de la Universidad China de Hong Kong en un artículo publicado el año pasado.