China eliminó los últimos condados de una lista de regiones pobres, en lo que funcionarios describieron como el logro del objetivo político del presidente Xi Jinping de eliminar la pobreza extrema para fines de este año.

El hito se logró al sacar a 93 millones de personas de la pobreza desde 2013, sostuvo el gobierno chino. El portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores, Zhao Lijian, dijo en rueda de prensa el martes que China está preparada para compartir su experiencia con otros países en desarrollo.

China establece su propio estándar nacional de pobreza extrema, en base a un umbral de ingreso per cápita de 4,000 yuanes por año -unos 1.52 dólares por día-, y otros factores como el acceso a la atención médica básica y a la educación.

La medición china se compara con el umbral de 1.90 dólares por día establecido por el Banco Mundial para medir la pobreza extrema a nivel mundial.

El lunes por la tarde, funcionarios de Guizhou, una de las provincias más pobres de China, anunciaron que los últimos nueve condados restantes habían sido eliminados de la lista nacional de regiones pobres. La lista, elaborada en 2014, identificó inicialmente a 832 condados como extremadamente pobres.

Guizhou dijo que el ingreso anual promedio per cápita en los condados había aumentado a 11,487 yuanes. Medios estatales dijeron que auditores externos habían visitado los nueve condados para realizar encuestas finales este mes.

Guizhou fue la última provincia en reportar sus cifras, luego de que otras provincias y regiones como Xinjiang, Guangxi, Ningxia Yunnan, Sichuan y Gansu eliminaron sus últimos condados de la lista a principios de este mes.