La Generalitat (gobierno autonómico de Cataluña) activará el 1 de julio el sistema informático que le permitirá recaudar todos los impuestos que pagan los catalanes, incluso los que ahora están en manos del Estado.

Así lo comunicó el secretario de Hacienda del Govern, Lluís Salvadó, en declaraciones a la estación de radio Rac1, donde explicó que tras 16 meses de preparación este programa, denominado Espriu, se pondrá en marcha para gestionar el impuesto que grava las bebidas con exceso de azúcar, incluido en los presupuestos de este año.

Salvadó agregó que a este impuesto le seguirán la tasa turística, la nueva versión del impuesto a las grandes superficies, el de activos no productivos y el que gravará a los vehículos contaminantes.

Por primera vez pondremos en producción el Espriu con el impuesto de las bebidas azucaradas, que se aplica sobre un censo de contribuyentes de 400 empresas distribuidoras de bebidas. Posteriormente, pondremos en producción otros impuestos , añadió Salvadó.

El secretario de Hacienda comentó que, a diferencia del sistema anterior, el Gaudí, el nuevo sistema desarrollado por IBM y T-Systems, está diseñado para impuestos periódicos, de grandes censos de contribuyentes y, en definitiva, para recaudar cualquier tipo de impuesto .

Por otra parte, Salvadó insistió en que la Generalitat está recopilando una base de datos fiscales con decenas de fuentes de información, pero siempre a partir de los tributos que ya gestionan y están amparados por la ley .

En este sentido, Salvadó aseguró que el martes encargó una nueva auditoría a la Agencia de Protección de Datos de Cataluña para constatar que toda la información fiscal que tiene el Govern está habilitada para tenerla.

Salvadó consideró que, a la hora de la verdad, si la Generalitat quisiera recaudar el IRPF, el IVA, el Impuesto de Sociedades y los especiales, no necesitaría la base de datos española, sino que tendría suficiente con que las empresas paguen las cotizaciones de los trabajadores.

Será una base de datos que se construirá a partir de las declaraciones que harán las empresas que, en definitiva, son las que pagan los grandes impuestos que ahora recauda el Estado. No necesitaremos una base de datos específica , afirmó.

No obstante, el dirigente de ERC (Esquerra Republicana de Catalunya, partido independentista) comentó que para que las empresas dieran el paso de pagar a la Hacienda catalana, el sí en el referéndum debería ganar por goleada.

Rajoy responde

Al gobierno español le disgusta lo que sucede en Cataluña y parece que se le agota la paciencia. El presidente, Mariano Rajoy, está dispuesto a mantener la oferta de diálogo con la Generalitat, aunque ya con muy pocas esperanzas, pero al mismo tiempo tiene previsto un plan de respuesta contundente a cada paso ilegal que se dé desde Cataluña. El objetivo es garantizar que en ningún caso se celebrará el referéndum.

Esta vez no habrá urnas y el Ejecutivo está dispuesto incluso a intervenir la Consejería de Educación y precintar los colegios electorales, o hacerse con el mando de los Mossos (policía autonómica catalana). Fuentes de Moncloa (casa presidencial) avanzaron el miércoles alguno de los puntos que se contemplan en el plan de medidas drásticas o coercitivas , para poner freno a la deriva de las autoridades de Cataluña. Se esperan meses de elevada tensión.