Alemania anunció este martes por primera vez el reconfinamiento de la población en una zona del país debido a la aparición de un foco de 1,500 casos de coronavirus, vinculados a un gran matadero de animales.

"Vamos a reordenar un confinamiento en el conjunto del cantón de Gütersloh", en el oeste del país, donde viven 360,000 personas, dijo a la prensa el dirigente de la región de Renania del Norte-Westfalia, Armin Laschet.

Este reconfinamiento, previsto hasta el 30 de junio, se traducirá en una reducción de los contactos entre las personas, cierre de bares, cines, museos y prohibición de actividades de ocio en espacios cerrados.

Los restaurantes podrán abrir, pero con restricciones, según Laschet, posible sucesor de la canciller Angela Merkel y candidato a la dirección de su partido, el CDU, el próximo diciembre.

Alemania, que registró hasta el momento unos 9,000 fallecidos por coronavirus Covid-19, intenta controlar un foco importante de contaminación en el que es considerado el mayor matadero de animales de Europa, situado cerca de Gütersloh y en donde trabajan 6,700 personas, muchas de ellas procedentes de Bulgaria y Rumania.

El lunes por la noche, las autoridades locales anunciaron que 1,553 personas estaban contagiadas por Covid-19 en el cantón. Cerca de 7,000 estaban en cuarentena, 21 hospitalizadas y 6 en cuidados intensivos.